Valores a examen

Parques Reunidos consolida las alzas y espera ofertas

Una sucesión de movimientos en el capital de Parques Reunidos ha dejado el valor cerca de sus máximos en un año, bien por encima de los cuatro euros y con volúmenes de contratación elevados. Hasta que la semana pasada trascendió -en un nuevo caso de aparente fuga de información- que la compañía era pretendida por nuevos inversores, la acción penaba en torno o por debajo de los tres euros. La impresión de que los cambios en la propiedad apenas están empezando han devuelto la atención del mercado a la gestora del Parque de Atracciones y el Zoo de Madrid y el Oceanogràfic de Valencia, entre otras instalaciones de ocio.

El título de Parques Reunidos cerró ayer a 4,18, tras una caída semanal del 2,5%. Un retroceso leve si se recuerda que la semana anterior se había disparado un 23%. En lo que va de año la acción acumula una ganancia del 78%. Los analistas consideran que, pese al recorrido de los últimos días, el valor sigue siendo atractivo de cara a una eventual opa. Algunos no descartan un nuevo intento de las sociedades de capital riesgo Dinamia y Bridgepoint, que plantearon a Planeta y Nutrexpa, dueños de un 25% del capital, una oferta de compra que tendría que extenderse al 100%. 'Probablemente los accionistas rechazaron la propuesta esperando que suban el precio', opina un experto. La pregunta es si las conversaciones se habrán cerrado definitivamente, lo que no aclaraban Planeta y Nutrexpa en un muy escueto comunicado a la CNMV. La dirección de Parques afirma que no fue contactada en ningún momento por los interesados y sostiene que éstos hicieron un acercamiento a los socios de referencia sin llegar a concretar una oferta en firme.

En todo caso, esa informal oferta ha tenido un efecto contundente en Bolsa. 'Hacía falta un revulsivo', opina una fuente del mercado. Sólo el miércoles 22 se negociaron 3,8 millones de acciones, cerca del 15% del capital. A la vez se conocía la entrada, con un 5,9%, de Román Sanahuja, dueño de la inmobiliaria Sacresa. Esta semana se supo, además, que el grupo portugués de restauración Ibersol ha superado también el 5% en el capital de la compañía. Una operación modesta, porque la portuguesa ya recogía en sus memorias desde 2000 que poseía un 4,83% de Parques Reunidos, porcentaje que no es obligatorio declarar al regulador español.

Pese a las extraordinarias alzas, los analistas todavía observan cierto potencial alcista en la acción, aunque el recorrido es obviamente más corto que hace dos semanas. Caja Madrid Bolsa mantiene una recomendación de acumular, con un precio objetivo de 4,90 euros. Ibersecurities, que recomienda comprar, fija su objetivo en 4,35, si bien en una nota a los inversores sugiere que podría superar los cinco euros. Santander Central Hispano Bolsa, que aconseja retener, valora el título en 4,54 euros. Todos estos cálculos son previos a los movimientos de los últimos días.

La confianza en Parques Reunidos avanzó tras la publicación de sus últimos resultados trimestrales, los terceros de su ejercicio fiscal. Las pérdidas acumuladas en los nueve meses se redujeron a 329.000 euros desde los 4,4 millones un año antes. La facturación se elevó un 64%, hasta 53 millones, gracias a la incorporación de nuevos parques, entre ellos el Oceanogràfic, que para los expertos supone un salto cualitativo en su negocio. A falta de contabilizar la temporada alta de verano, la compañía prevé cerrar el ejercicio con ganancias de seis millones de euros, un 21% más que el año anterior.