En portada

Beneficio estancado pero sano

Los resultados empresariales siguen sin dar el salto de calidad, lastrados por la debilidad de las ventas. Los expertos creen, sin embargo, que las cuentas son positivas porque muestran el fin de un duro proceso de saneamiento

Los ejecutivos de las principales compañías se han ido de vacaciones con los deberes hechos. Aunque el plazo legal para que las empresas españolas cotizadas presenten los resultados semestrales finaliza el próximo 1 de septiembre, 28 compañías del Ibex ya han publicado sus cuentas. Las cifras globales arrojan un saldo desorbitado, no comparable con el del mismo periodo del año anterior: se pasa de unas pérdidas conjuntas de 2.964 millones de euros de enero a junio de 2002 a unos beneficios de 9.150 millones este ejercicio. Esto se debe a los saneamientos extraordinarios que realizó el Grupo Telefónica en julio del año pasado y que le llevaron a presentar unos números rojos jamás vistos en una compañía española.

Si no se tienen en consideración las cuentas de la operadora ni las de su filial de móviles el beneficio del resto de compañías del índice selectivo alcanza los 6.946 millones, sólo un 0,07% más que en el mismo periodo del año anterior. 19 compañías han ganado más en el primer semestre de 2003 que en el de 2002 (11 con ganancias superiores al 10%) mientras Terra y Sogecable han acabado el periodo en pérdidas.

La mejora de las ganancias en la mayor parte de las compañías ha estado sustentada por los recortes de costes y por los saneamientos realizados el pasado ejercicio. Las ventas siguen estancadas a la espera de un repunte de la actividad económica. La facturación de los blue chips españoles se ha visto penalizada en el segundo trimestre, al igual que ocurrió de enero a marzo, por la depreciación de las divisas latinoamericanas (principalmente del real brasileño y del peso argentino) frente al euro. En los seis primeros meses del año la cifra de negocio de las compañías del Ibex 35 ha sido de 87.207 millones, un 6,18% menos. La facturación de 11 empresas ha caído en el primer semestre de 2002, entre ellas las del BBVA, el SCH, Iberdrola, Telefónica y Unión Fenosa.

Otra partida que sigue sin dar muestras de mejora son las cifras operativas. El resultado bruto de explotación, es decir, el dato que hace referencia a la evolución básica del negocio de las empresas, se situó en 25.521 millones, un 0,45% menos que el pasado ejercicio.

'El balance que podemos hacer de los resultados, sin ser excelente, sí que es positivo', apunta Josep Prats, jefe de análisis de Ahorro Corporación. 'El mayor déficit ha venido por parte de las ventas, lastradas por el efecto divisa en Latinoamérica. El negocio en España, sin embargo, ha resistido bien en líneas generales. Creo que se trata de unos resultados en línea con los previstos y que sirven para poner punto final al periodo de crisis que hemos visto en los últimos dos ejercicios. Estas cifras van a contribuir a que el mercado consolide por lo menos los niveles actuales', añade.

'En general, los resultados de las compañías del Ibex 35 han sido positivos, continuando con la tendencia que se produjo en el primer trimestre del ejercicio', según Mariola Cobos, responsable del departamento de análisis de Consors. 'Entre los aspectos a destacar se encuentran el reflejo de la importante limpia financiera realizada por las empresas el pasado ejercicio, la mejora de la situación económica en Latinoamérica y la reducción generalizada del endeudamiento, gracias a la venta de activos no estratégicos y al buen nivel de los tipos de interés', explica Cobos.

Juan José Fernández Figares, jefe de análisis de Link Securities, destaca que las grandes compañías han conseguido salvar con buena nota el difícil entorno económico. 'Sorpresas negativas no ha habido y eso es algo a tener en cuenta en un periodo como el actual', apunta este experto. Marc Flaquer, de Gaesco Bolsa, señala que los resultados no son del todo buenos, pero confirman la recuperación iniciada en las cuentas empresariales en el primer trimestre. En función de las cuentas semestrales, Flaquer cree que la Bolsa española todavía presenta un 'interesante' recorrido alcista.

Mejoría en el segundo trimestre

Uno de los aspectos que más destacan los expertos es que la mejora de los resultados empresariales iniciada en el primer trimestre de este año no se ha frenado en el segundo. A pesar de que la caída de las ventas se ha mantenido constante (en torno al 7% en ambos trimestres con respecto al mismo periodo del año anterior), siete compañías han pasado de registrar descensos en sus beneficios en el primer trimestre a incrementar sus ganancias en el segundo y otras ocho han mejorado el incremento de sus beneficios en términos porcentuales en el segundo trimestre.

En este sentido destaca la mejora experimentada por los dos grandes bancos. El SCH registró una caída de beneficios del 8,6% de enero a marzo y en la segunda mitad del semestre ha mejorado sus ganancias un 29,29% con respecto al segundo trimestre de 2002. Por su parte, el BBVA ha compensado el descenso del 12,43% de los beneficios en el primer trimestre con una mejora del 12,84% en el segundo.

Los analistas creen, no obstante, que no se podrá hablar de buenos resultados hasta que las ventas no se recuperen. 'Esto se producirá cuando tengamos expectativas sólidas de mejora en la actividad económica, algo que repercutirá positivamente en la confianza de consumidores y empresarios, y, por tanto, en las ventas de las compañías', explica Mariola Cobos. 'No obstante, hay que tener en cuenta que, aunque las ventas de las grandes compañías ha caído por la comparativa negativa de los tipos de cambio, la evolución del negocio en términos constantes es buena', añade.

En el tercer trimestre la cifra de negocio de las compañías con intereses en Latinoamérica empezará a mejorar, según los expertos, ya que desaparece el impacto de los tipos de cambio (el real y el peso empezaron a estabilizarse a partir del verano pasado).

La reducción de la deuda financiera neta ha sido uno de los puntos donde más énfasis han puesto los gestores de las compañías en el primer semestre de 2003, continuando así la tendencia iniciada el pasado ejercicio. En los seis primeros meses del año Telefónica ha conseguido reducir su endeudamiento desde los 22.533 millones registrados en diciembre hasta los 19.990 millones; Repsol ha rebajado su apalancamiento desde los 7.472 millones a 6.424 millones; Endesa ha sido la compañía más aplicada en este apartado y ha recortado su deuda desde los 22.747 millones hasta los 18.019 millones. En total, la reducción de deuda de estas tres empresas, junto con la efectuada por Unión Fenosa e Iberdrola, alcanza los 9.000 millones, es decir, el equivalente a la capitalización bursátil del Banco Popular, por ejemplo.

Los analistas señalan que la reducción de la deuda tiene como aspecto positivo los menores costes financieros (en un entorno además con los tipos de interés más bajos de los últimos 40 años). El lado negativo es que las compañías se desprenden en muchas ocasiones de activos para rebajar su apalancamiento, lo que se nota en sus cuentas consolidadas (como ha sido el caso de Repsol y Gas Natural, por ejemplo).

Después de la oleada de datos empresariales que se ha producido esta semana, el mercado se quedará sin referencias corporativas durante las próximas tres semanas. Acciona, Arcelor, Dragados, Fomento de Construcciones y Contratas, Altadis y Metrovacesa son las únicas compañías dentro del Ibex 35 que aún no han presentando los resultados correspondientes al primer trimestre del año. Está previsto que pospongan la publicación de sus cuentas hasta la semana del 25 de agosto.

Fuera del selectivo ya han publicado sus cuentas 28 compañías del mercado continuo. Al ser en general empresas con intereses centrados en España, no les ha afectado tanto como a las grandes la depreciación de las divisas. La facturación conjunta de estas empresas ha ascendido hasta los 5.698 millones, lo que representa una leve mejoría del 1,31% con respecto a las ventas obtenidas en el mismo periodo del año anterior. El beneficio neto de este grupo de empresas ha alcanzado un total de 990 millones, es decir, un 9,53% por debajo de las ganancias de 1.094 millones que alcanzaron de enero a junio de 2002.

Aprobado para las cuentas de las grandes

Telefónica: buenos resultados sin el 'efecto divisa'

Las ventas de Telefónica cayeron un 7,33% en el primer semestre, lastradas por la depreciación de las divisas latinoamericanas. Excluyendo el tipo de cambio, la facturación habría mejorado un 5,2% y el Ebitda, un 10% (frente a la caída del 4%). Aunque los datos de beneficio neto no son comparables por los saneamientos del año pasado, los expertos han valorado de forma positiva las cifras de la operadora.

José María Nogueira, de AFI, destaca la reducción de deuda de la compañía, así como su capacidad para generar flujo de caja. Para Banif, los resultados de la compañía son 'sólidos y de calidad'. Por su parte, Safei destaca el buen comportamiento de la división de móviles y señala como único aspecto negativo la pérdida de cuota de mercado de Telefónica de España.

El BBVA recorta terreno a su gran rival

Los resultados semestrales del BBVA han sorprendido de forma positiva al mercado. El banco empieza a recortar la brecha abierta por el SCH en el primer trimestre en términos de beneficio. JP Morgan ha mejorado su recomendación para ambas entidades desde infraponderar a mantener, así como su previsión de beneficio por acción.

Los expertos de Urquijo Bolsa también han mejorado su recomendación sobre el BBVA hasta acumular. Califican de 'sorpresa positiva' las cuentas del banco y creen que empiezan a detectarse 'signos de mejoría' para el segundo semestre.

El banco ha reafirmado su objetivo de ganar 2.150 millones de euros en el conjunto del ejercicio.

'Las cuentas del BBVA son buenas y mejoran trimestre a trimestre en el nivel de eficiencia y de rentabilidad', explican desde Renta 4. Los expertos destacan la mejora del músculo comercial en España de los dos grandes bancos y la mejoría de la situación en Latinoamérica.

El SCH sorprende en

el mercado doméstico

Los resultados semestrales del SCH (el beneficio neto ha subido un 8%, hasta los 1.292 millones de euros) han estado en línea con las previsiones. Los expertos destacan el aumento de la actividad del mercado doméstico, sobre todo la aceleración del crédito hipotecario, que ha servido para paliar en parte la caída de los ingresos por la depreciación de las divisas latinoamericanas frente al euro. 'La buena marcha de las comisiones en España está salvando el capítulo de ingresos en un ejercicio complicado para el margen financiero, que cae tanto en España como en Latinoamérica, incluso excluyendo el impacto negativo del tipo de cambio', apuntan los analistas de Urquijo Bolsa. Tras conocer los resultados, esta firma ha elevado el precio objetivo del SCH a 8,3 euros por acción desde 7,3 euros, aunque reitera su recomendación de mantener.

Los ingresos extraordinarios obtenidos por el SCH con la venta de participadas han sido elevados, pero se destinan en su mayor parte a la amortización acelerada del fondo de comercio.

Buenas cifras operativas para Repsol YPF

El beneficio neto de Repsol YPF ha caído un 10,5% en el primer semestre. Sin embargo, la comparativa interanual de la compañía está distorsionada por la venta del 23% de Gas Natural en mayo de 2002 y por la aplicación de una tasa impositiva excepcionalmente baja en el primer semestre de 2002.

Los analistas destacan de las cifras de Repsol la fortaleza a nivel de beneficio operativo, que ha aumentado un 19,7%, así como nuevos avances en la reducción del endeudamiento.

'Los números de la operadora son fuertes y la sólida generación de flujo de caja confirma que el negocio de Repsol YPF en Argentina continúa su mejora. A nivel operativo todos los segmentos de negocio se han comportado bien, excepto la división de gas y electricidad', apuntan desde Goldman Sachs.

Los analistas de JP Morgan también destacan el progreso de Repsol YPF en el terreno operativo, pero advierten que el capex (gasto en inversión) está aumentando.