Ocio

Euro Disney cae un 11,48% en Bolsa por aplazar las deudas bancarias

Las duras huelgas de transporte que han afectado a Francia en los últimos meses, así como la crisis turística generalizada, han sido la puntilla que ha llevado a Euro Disney a anunciar la imposibilidad de cumplir los compromisos financieros que tenía acordados para este año y el que viene. La incertidumbre sobre la fortaleza financiera de la compañía hizo tambalear la cotización de Euro Disney, que ayer cayó en Bolsa un 11,48% al cerrar a 0,54 euros.

No obstante, la acción empezó desplomándose casi un 23% y fue recuperándose a lo largo de la jornada a medida que portavoces y directivos de la compañía explicaron los próximos pasos. 'Queremos transmitir un mensaje de transparencia', señaló a este diario un portavoz del grupo. 'Por un lado, tenemos una línea de crédito con The Walt Disney Company de 167,7 millones de euros que se está renegociando. Y, por otro, hay una deuda bancaria de 1.700 millones de euros sobre la que también se ha empezado a negociar', añadió. El objetivo es 'evitar una crisis de liquidez', comentaron fuentes de la compañía.

Pero aunque desde Euro Disney se ha señalado la crisis turística y las huelgas de los últimos meses como desencadenantes del problema, el transfondo no es más que la deuda estructural del grupo, algo que ya venía de antiguo y que ha aumentado con la creación del segundo parque inaugurado el año pasado.

El presidente de Euro Disney, André Lacroix, intentó enviar un mensaje de tranquilidad y aseguró que la empresa no prepara ningún plan de ajuste laboral.

Fuentes del grupo señalaron que no se podrán cumplir las expectativas de alcanzar los 16 millones de visitantes este año y que no se pueden hacer previsiones para el cuarto trimestre, ya que en este momento el parque está completo, pero con reservas de última hora.

La facturación del grupo en los nueve primeros meses ha aumentado un 2%, hasta los 748,2 millones de euros, mientras que en el tercer trimestre (de abril a junio) ha registrado un descenso del 7% sobre el mismo periodo del año anterior al situarse en 275,6 millones.

Los parques españoles están para pocas fiestas

Si Euro Disney está en dificultades financieras, no lo están menos los parques temáticos españoles que, además, cuentan con el apoyo del capital de distintas Administraciones públicas.

Terra Mítica, auspiciado por la Generalitat Valenciana que posee el 15%, redujo los números rojos, pero registró 21,11 millones de pérdidas. El acumulado supera los 87 millones.

Universal Port Aventura, respaldado desde sus inicios por el Gobierno catalán, perdió 4,8 millones en 2002 a pesar de aumentar un 20% su facturación y contar con un 12,5% más de visitantes. El Parque Warner de Madrid tiene como principal socio financiero al Gobierno autonómico, mientras que Isla Mágica, en manos del Ayuntamiento de Sevilla, adeuda 20 millones al ICO y 20 más a otras entidades.