Apropiación indebida

La Audiencia condena a dos años de cárcel a Caprile y Casasús por el 'caso Huarte'

La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a Mario Caprile y a Joaquín Casasús, ex presidente y vicepresidente de Huarte, respectivamente, a dos años de cárcel cada uno por un delito de apropiación indebida, según una sentencia hecha pública hoy.

Los magistrados consideran que Casasús y Caprile son responsables de un delito de apropiación indebida, no de estafa, con la circunstancia muy cualificada de especial gravedad, atendiendo al importe de la cantidad objeto de apropiación. Ambos condenados deberán indemnizar a Huarte con 14,3 millones de dólares.

Huarte sufrió, entre otras operaciones, el traspaso de deudas por parte de su principal accionista, la sociedad Hispano Alemana de Construcciones (Hasa), controlada precisamente por Mario Caprile y Joaquín Casasús, revela la investigación judicial. Como consecuencia de ésa y otras operaciones, la constructora se vio obligada a presentar un expediente de suspensión de pagos con una deuda, a 31 de diciembre de 1996, de 25.989 millones de pesetas.