Bolsa de Nueva York

Wall Street termina el trimestre con la mayor ganancia desde 1998

Wall Street ha cerrado la sesión con ligeras pérdidas, aunque terminó el segundo trimestre con la mayor ganancia en cuatro años y medio para el índice Standard & Poor's 500, una amplia medida del mercado. Durante los últimos días del trimestre, los gerentes de carteras reacomodaron sus portafolios para mantener el ritmo con el alza del mercado, que se inició después de que los tres principales índices alcanzaran sus niveles más bajos del año, el pasado 11 de marzo. Así, en el segundo trimestre el S&P 500 avanzó un 14,9%, su mejor período desde el cuarto trimestre de 1998. El Dow Jones ganó 12,4%, mientras que el Nasdaq avanzó un 21%.

Hoy, las bolsas de Nueva York se han visto afectadas por los decepcionantes datos de producción manufacturera en Chicago y algunas malas noticias de empresas. El índice Dow Jones de Industriales ha caído un 0,04% hasta situarse en los 8.985,44 puntos. Por su parte, el tecnológico Nasdaq ha caído un 0,15%, hasta los 1.622,81 puntos.

Durante la jornada, la Asociación Nacional de Gerentes de Compra de Chicago ha publicado su índice de actividad manufacturera en la zona central de Estados Unidos, que subió a 52,5 desde 52,2 en mayo. A pesar de este alza, el dato es inferior al que habían previsto los economistas, que habían augurado un 53,0. Una lectura por debajo de 50 indica una contracción del sector manufacturero regional, mientras que una lectura por encima de 50 indica expansión.

DOW JONES 34.193,33 -0,45%
NASDAQ 100 11.744,75 -0,10%

El índice había subido por encima de 50 en mayo después de dos meses de estar por debajo de esta lectura, lo que indica que la economía de Estados Unidos está experimentando una recuperación económica leve. El subindice de empleo subió a 43,8 desde 43,6 en mayo. El de precios pagos cayó a 49,1 desde 53,7 el mes pasado.

Buena evolución del mercado bursátil

Gracias a la fuerte escalada que comenzó pocos días antes de la guerra en Irak, los mercados han logrado recuperar buena parte de lo perdido en el último año, y el hecho de que las alzas se hayan mantenido más de tres meses alientan las esperanzas de que el 2003 será el primer año de alzas en las bolsas desde 1999.

El pasado viernes, los mercados de Wall Street terminaron la sesión con pérdidas debido principalmente a la decepción de los inversores con la rebaja de tipos aprobada el miércoles por la Reserva Federal y que no cumplió con las expectativas de los analistas. Los inversores esperaban que la FED, el banco central de EEUU, rebajara los tipos en medio punto, hasta el 0,75% de la tasa interbancaria. De ahí que la rebaja de un cuarto de punto, hasta el 1%, no dejara contentos a los inversores, que ven en la medida una demostración de la cautela de las autoridades, que al no disminuir todo lo que podían los tipos, se reserva un pequeño margen de maniobra en caso de que la economía no logre repuntar.

Un asunto que preocupa a los inversores es la posibilidad de que la economía pueda entrar en una etapa deflacionaria, de la que es muy difícil salir y que tiene consecuencias muy graves para el empleo, el gasto, los beneficios de empresas y la actividad económica. Por eso, la atención de los inversores estará puesta en los próximos días en cualquier señal de reactivación, especialmente tras las débiles cifras de aumento del Producto Interior Bruto (PIB) del primer trimestre.

Asimismo, se espera que pronto comience en Wall Street una nueva ¢temporada de resultados¢, en que las compañías no sólo informarán de sus cifras en el segundo trimestre, sino que también, y más importante aún para los analistas, de sus perspectivas para los meses que vienen. Esto debería ayudar a predecir en alguna medida el comportamiento de la economía y de las bolsas en los meses venideros.