Libro Beige

La Reserva Federal ve síntomas de recuperación en la economía estadounidense

La Reserva Federal atisba señales de mejora en la economía de EEUU, especialmente en el alicaído sector manufacturero, según refleja su informe conocido como Libro Beige. Pero el documento también señala que los precios de los bienes todavía parecen estar débiles en gran parte del país, y además señaló que hubo un imprevisto incremento de los inventarios de automóviles durante junio y julio. "En especial, la actividad manufacturera aumentó un poco en la mayoría de los distritos, y Filadelfia y Richmond mencionaron una finalización de los recientes declives de la producción", dijo la Fed.

El presidente de la Fed, Alan Greenspan, y sus colegas, están preocupados por la tendencia de los precios, pues conlleva el riesgo de que ocurra una deflación, aunque igualmente consideran que este peligro es remoto. El texto incluye referencias a "incipientes señales de una recuperación" de las fábricas estadounidenses. El banco central dijo que 10 de los 12 distritos de la Fed aseguraron que el sector manufacturero se estaba estabilizando o mejorando, después del largo declive que ha sufrido en los últimos dos años. Pero agregó que "a pesar del tono más firme, los precios de los productos manufacturados siguieron débiles".

El problema de la confianza

Los últimos datos macroeconómicos han mostrado una cierta mejoría en la actividad. En junio, el ISM manufacturero se situó en los 49.8 puntos frente a los 45.2 del mes de abril, y los pedidos de bienes duraderos han mostrado un junio una subida del 2.1%. No obstante, los analistas recuerdan el desfavorable dato de confianza de los consumidores en Estados Unidos, publicado ayer, que arrojó una inesperada caída en julio hasta los 76.6 puntos desde los 83.5 del mes anterior y frente a los 85 esperados. La debilidad del mercado laboral es una de las razones fundamentales que ha contribuido a este menor optimismo por parte de los consumidores, cuyas expectativas respecto al empleo se han deteriorado.

El Libro Beige hace un diagnóstico económico basado en los distintos puntos de vista y análisis que elaboran los bancos regionales y se utiliza como referencia en las reuniones de política monetaria de la Reserva Federal. De hecho, el informe de junio precedió a la última reunión de la Fed en la que se recortó el tipo de interés de referencia un cuarto de punto para situarlo en el 1.0%. En la última presentación del mes de junio, el panorama que planteó la autoridad monetaria estadounidense fue poco optimista. La Fed indicó que el final de la guerra contra Irak dio cierto impulso a la confianza de las empresas y del consumidor en semanas recientes, pero no lo suficiente como para sacar a la economía del débil estado en que se encuentra