EDITORIAL

Resultados al alza

El balance provisional de los resultados empresariales presentados por las compañías estadounidenses justifica el moderado optimismo que reflejan las Bolsas. Los mercados internacionales han registrado a partir de marzo la mejor racha desde que comenzase la crisis. De forma paralela, del tercio de las empresas del Standard & Poor's 500 que han dado a conocer resultados hasta el momento, el 66% ha superado las expectativas del mercado. Es, también, el mejor balance desde el inicio de la depresión bursátil.

Esta buena noticia, no obstante, no es el argumento definitivo para pensar que estamos ante el tirón definitivo de los mercados de valores. La Bolsa ya esperaba cifras positivas y, aunque las cuentas hayan mejorado un 6,9% sobre el año pasado, gran parte de esta mejora se debe a recortes de costes y no a un aumento significativo de la demanda, condición necesaria para salir de la crisis de forma definitiva. Por eso, la Bolsa responde de forma tibia. En realidad, tiene la vista puesta en el futuro, y de ahí que preste tanta atención a las cifras pasadas como a las perspectivas para los próximos trimestres.