Crisis

El presidente de IG Metall dimite entre críticas a su sucesor

El presidente del sindicato alemán del metal, IG Metall, Klaus Zwickel, ha presentado su dimisión entre duras críticas a su designado sucesor, el vicepresidente de la organización, Jürgen Peters, por la crisis que atraviesa la más poderosa organización sindical de Alemania.

El líder sindical, al hacer pública su dimisión, cargó las culpas sobre Peters, impulsor de la huelga llevada a cabo en el este del país, que terminó hace unas semanas con fracaso de las reivindicaciones de los trabajadores, al señalar que ¢con mi decisión hago constar, explícitamente, que no asumo la responsabilidad de la derrota de la lucha salarial del metal en el este del país¢. Asimismo, ha destacado su previsión de que ¢el nuevo inicio, que yo considero urgentemente necesario, no va a producirse¢.

Según los planes del sindicato, Peters tomará el relevo a Zwickel, formando tándem con el representante del sindicato en Baden Württemberg, Berthold Huber. Zwickel ha tratado de impedir ese relevo desde que Peters fue designado como presidente, el pasado abril, por considerar que el sindicato necesita de un renovador, no un tradicionalista. Las críticas de Zwickel, un histórico del mundo sindical alemán, fueron en aumento tras el fracaso de las movilizaciones del este. Peters convocó la huelga para reivindicar la equiparación de la semana laboral de los metalúrgicos del este con sus compañeros del resto del país. La campaña topó con críticas generalizadas, puesto que ponía en jaque las inversiones realizadas tras la reunificación en el antiguo territorio germano-oriental. Tras semanas de paros, que llegaron a paralizar la producción de las plantas en el oeste de los grandes grupos de la automoción, IG Metall dio por fracasada su campaña, sin conseguir sus objetivos.