Balance

Iberdrola incrementa su beneficio un 12,6% pese a la caída de las ventas

La cifra de negocio de Iberdrola, se redujo un 9,9% en el período comprendido entre enero y junio y se situó en 4.492,7 millones de euros, por la caída de los precios en el mercado mayorista de producción que no ha influido en los resultados operativos del grupo al haberse acompañado de un descenso en los costes de aprovisionamiento.

La compañía dijo que el aumento de la producción, sobre todo hidráulica, fue uno de los factores clave para la buena marcha del negocio. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) ascendió a 1.364,1 millones de euros, lo que implica un incremento del 4,12% respecto al mismo período del ejercicio anterior.

Iberdrola señaló que los buenos resultados han sido posibles por el buen comportamiento del negocio eléctrico tradicional, la contención de gastos y por las mejoras experimentadas en los mercados iberoamericanos de Brasil y México. En el periodo enero-junio la producción eléctrica aumentó el 23,8% con 37.035 gigavatios hora y la energía distribuida creció un 6,5% con 55.830 gigavatios hora.

IBERDROLA 10,80 -0,37%

Además afianzó su posición en los mercados liberalizados y en el primer semestre vendió 12.327 gigavatios hora (un 5,9% más) en barras de central en el mercado español donde tiene una cuota cercana al 40%. La deuda se situó en 10.595 millones de euros, 340 millones de euros menos que hace un año con un apalancamiento sobre recursos propios del 56,6%.

Por otra parte, la eléctrica destacó que el negocio internacional ha mejorado significativamente respecto al primer trimestre del año a pesar de que el real se ha depreciado en cerca de un 30% y de que el dólar ha caído un 18%. En este primer semestre, Iberdrola invirtió 1.037 millones de euros de los que 893 fueron en España, un 86,2% más, de los que 707 millones fueron para generación, 155 para distribución y 31 para otros.

En Mexico se invirtieron 108 millones de euros, un 10,4% más, centrados en la puesta en marcha de las nuevas centrales de ciclo combinado. En Brasil, Iberdrola invirtió 14 millones en generación y 22 en distribución.