Divisas

El G-7, preocupado por la baja cotización del yuan

El ministro francés de Finanzas, Francis Mer, declaró ayer que las naciones más industrializadas del mundo, el Grupo de los Siete, están preocupadas por el papel que juega China en el sistema monetario mundial. Mer se mostró preocupado por el bajo tipo de cambio del yuan, cuya cotización está atada a la del dólar. Francia preside este año el G-7 (Alemania, Canadá, EE UU, Francia, Italia, Japón y Reino Unido).

'No es un problema del euro contra el dólar lo que está en juego, es un problema de cuatro monedas: el yen, el yuan, el dólar y el euro', señaló ayer el ministro en Berlín, donde acudió para mantener un encuentro con su homólogo alemán, Hans Eichel. 'Es suficiente leer las recientes declaraciones hechas por el Gobierno chino para darse cuenta de que éste es un problema internacional en el que esperamos jugar nuestro papel, especialmente a través del G-7', añadió Mer.

Un grupo de senadores de EE UU está presionando a la Reserva Federal para que investigue si China está manteniendo artificialmente su moneda devaluada para aventajar comercialmente a EE UU, su principal socio.

El propio presidente de la Reserva Federal de EE UU, Alan Greenspan, sugirió el pasado jueves al Gobierno de Pekín que dejar flotar libremente la moneda sería una buena medida para incrementar las reservas en divisas. Actualmente, el yuan cotiza en una estrecha banda que lo sitúa justo por debajo de las 8,28 unidades por dólar.

Pekín asegura que un yuan estable beneficia a la economía global, aunque admitió que estudiará medidas para lograr un sistema de tipo de cambio 'perfecto'.