Nueva York

Wall Street cierra a la baja arrastrado por las tecnológicas

Las bolsas de Nueva York cerraron hoy con un descenso generalizado que respondía a la decepción causada por los resultados trimestrales de empresas tecnológicas. El anuncio de indicadores económicos positivos y los buenos resultados de algunas empresas de sectores tradicionales alentaron compras de acciones que consiguieron limitar las pérdidas en el Dow Jones. Así, el Dow Jones perdió un 0,47% y se situó en 9.051,8 puntos. El Nasdaq bajó un 2,85%, hasta los 1.698,12 puntos.

Los anuncios de beneficios de una serie de empresas continuaron marcando la evolución de las bolsas, donde la caída de las acciones de IBM y, sobre todo Nokia, que han anunciado beneficios inferiores a los del año pasado, arrastraron a otros títulos de empresas del sector como Intel, Nokia retrocedía casi un 20%, hasta los 14,38 dólares el títulos, mientras que IBM perdía el 4,1% y cerró en 26,75 dólares el título.

En cuanto a los datos económicos, hoy se ha anunciado que las demandas de subsidio de desempleo descendieron en Estados Unidos durante la semana que finalizó el 12 de julio hasta situarse en 412.000, mejorando las estimaciones que esperaban una reducción hasta 425.000. Asimismo, se publicó que las viviendas iniciadas han ascendido en Estados Unidos durante el mes de junio hasta situarse en una tasa anual de 1.803.000, quedando por encima de las estimaciones que esperaban un incremento hasta 1.750.000.

Resultados empresariales

En el apartado de resultados, la multinacional Coca-Cola registró un beneficio neto en el segundo trimestre del año de 1.362 millones de dólares, lo que representa un incremento del 11% respecto al mismo periodo del año anterior. Según el presidente de la firma, Doug Daft, los resultados obtenidos proporcionan una base para el optimismo en cuanto a la marcha de la compañía en el año 2003. También General Motors señaló que obtuvo en el segundo trimestre del año un beneficio neto de 901 millones de dólares, lo que supone una disminución del 30,2% respecto al mismo período de 2002. La automovilística señaló que el retroceso de sus ganancias es consecuencia de las dificultades económicas existentes en las principales regiones en las que opera, así como al efecto negativo de los tipos de cambio en algunas áreas geográficas.

Además, la quinta mayor aerolínea de EEUU, Continental, señaló que se había anotado unas ganancias en el segundo trimestre del año, después de más de un año y medio en el que no había registrado beneficios. La compañía comunicó ganancias netas de 79 millones de dólares o 1,10 dólares por acción, contra las pérdidas de 139 millones de dólares o 2,18 centavos de dólar por acción del mismo período del año pasado. Estos resultados superaron las previsiones de los analistas de Wall Street encuestados por la firma especializada First Call, que calculaban que la empresa ganaría 69 centavos de dólar por acción.

La noticia de que la constructora aeronáutica estadounidense Boeing se disponía a reducir la plantilla de su división comercial, debido a la crisis que atraviesa la industria aeronáutica, desanimaba a los inversores que temen otra oleada de despidos en Estados Unidos.