Publicación

Se publicará el incumplimiento del código de buen gobierno

Blas Calzada anunció ayer que el organismo supervisor publicará aquellos incumplimientos de los códigos de buen gobierno en los que incurran las compañías. Aunque la adopción de estos códigos por parte de las empresas cotizadas será voluntaria, la CNMV vigilará que, efectivamente, se cumplan las recomendaciones.

Calzada, en cualquier caso, minimizó la importancia que tienen los reglamentos de buena conducta para corregir los excesos que se han producido en los mercados de valores durante los últimos años. En su opinión son más importantes los comités de auditoría y el buen funcionamiento de las juntas generales de accionistas. 'A las compañías no les vamos a decir qué compromisos de transparencia deben de adquirir con sus clientes y accionistas. Ahora bien, sí que les exigiremos que cumplan aquello a lo que se han comprometido en los códigos de buen gobierno', explicó durante su conferencia en el curso de periodismo de la Escuela de Periodismo UAM/El País - Fundación BBVA.

La figura del auditor interno debería ser obligatoria, según Calzada, y depender de los comités de auditoría y no de los órganos ejecutivos de la compañía. El presidente de la CNMV abogó también por que los pequeños inversores disfruten de incentivos y facilidades para asistir a las juntas. 'Deben tener la posibilidad de influir en la composición del orden del día', explicó. Calzada calificó de 'fundamental' para el funcionamiento de las juntas que los fondos de inversión asistan a las misma, 'y en caso contrario expliquen a sus partícipes el motivo de su ausencia'.

Ni los comités de auditoría ni las mejoras en el funcionamiento de las juntas estarán plenamente operativas a corto plazo, reconoció Calzada: 'Los resultados no llegarán de la noche a la mañana. Lo que tenemos que vigilar es que este proceso no se pare'.