Aerolineas

Las aerolíneas españolas facturarán un 1,7% más este año, según DBK

La facturación de las compañías aéreas españolas continúa su proceso de desaceleración, esperándose un incremento en 2003 de sólo un 1,7% respecto de los 6.766 millones de euros de facturación agregada alcanzada el pasado ejercicio, según un estudio de la consultora DBK.

El crecimiento que venía registrando el sector, con una tendencia de incremento sostenido en el tráfico de aviones, pasajeros y carga, se vio truncado por el atentado sobre las Torres Gemelas de Nueva York y por el contexto de ralentización de la actividad económica general. Así, frente a un crecimiento del 15,9% en 2000, la facturación agregada de las compañías nacionales de transporte aéreo se incrementó un 10,5% en 2001 y un 1,3% en 2002.

Por segmentos de actividad, la facturación por transporte de pasajeros contabilizó en 2002 un crecimiento del 1,7%, hasta alcanzar un valor total de 6.359 millones de euros, siendo el crecimiento del 2,7% en el caso del transporte regular y del -3,0% en el transporte no regular.

En cuanto a la facturación agregada de las empresas en el segmento de mercancías y aerotaxi, que en el bienio 1999-2000 había registrado un comportamiento dinámico con tasas de variación del 11,4% y del 15,1%, respectivamente, en 2001 y 2002 experimentó caídas del 4,9% cada año, situándose en 407 millones al cierre de 2002. El número de empresas que contaban con autorización para ejercer las actividades de transporte público de pasajeros, mercancías y correo era de 67 el año pasado, según DBK. De ellas, 19 correspondían a compañías con licencia de tipo A, autorizadas para la explotación de servicios aéreos de pasajeros, carga y correo sin limitación. Las 48 restantes tenían licencia de tipo B, limitando su actividad a la explotación de aviones de peso máximo inferior a 10 toneladas o menos de 20 asientos.

Iberia lidera el sector de forma destaca, seguida, en términos de facturación, por Spanair, Air Europa, Air Nostrumy Futura.