Banca

El BBVA extiende la oferta de tipos fijos competitivos a las pequeñas empresas

El BBVA quiere anticiparse nuevamente al mercado. Un mes después de lanzar su campaña de hipotecas a tipos fijos, que ha sido seguida por el resto de sus competidores, los responsables del BBVA se han animado a lanzar otra campaña de financiación, en esta ocasión dirigida a autónomos y pymes, nicho en el que el banco cuenta con 972.000 clientes. Esto 'significa que un tercio de las empresas españolas trabajan con el BBVA', explicó ayer el director general de la banca comercial, Julio López.

Con esta iniciativa, el BBVA pretende 'anticiparse al mercado para reforzar el liderazgo' del grupo en este segmento, afirma López. Un segmento, no obstante, en el que han puesto especial énfasis gran parte de las entidades financieras en los últimos tiempos. La razón es lógica, cada vez es más complicado ganar clientes y negocio que compense los bajos tipos de interés existentes hoy, lo que está provocando que todos las entidades ataquen los mismos frentes.

Tres ofertas

BBVA 5,67 -0,91%

En esta ocasión, el BBVA ha decidido potenciar su posición en pymes, segmento con una tasa de abandono de un banco bastante elevada. Para ello ha iniciado la comercialización de una nueva gama de productos, 'la más competitiva', según la entidad, que incluye financiación a tipo variable (euribor más un diferencial a negociar), en el que se asegura a la pyme los créditos ante subidas de tipos de interés por encima del 2,75% durante los dos primeros años, sin recargo.

Para periodos superiores el seguro lleva consigo un coste adicional. Para una línea de financiación a tres años frente a un alza de tipos por encima del 4% el coste adicional será del 0,5%, mientras que si el préstamo es a cuatro o cinco años, la prima se elevará al 1% o 2%, respectivamente. De esta forma, tanto el trabajador autónomo como las pymes podrán controlar el nivel de su coste financiero.

El BBVA también ofrece financiación a tipo fijo, con precios mejores que los que aplicaba hasta ahora. La oferta a tipos fijos incluye tanto el leasing, al 3,5% a tres años, como préstamos a tres y cinco años al 3,5% y el 4,25%, respectivamente.

El banco, además, ofrece soluciones integradas y 'competitivas', según López, en el acceso a nuevas tecnologías, tanto a través de un contrato de arrendamiento de productos informáticos (ofirent) como de líneas de financiación mediante convenio especiales con colectivos.

El objetivo del BBVA 'es crecer tanto en número de clientes -en seis meses ha captado 30.000 nuevas pymes- como de negocio por encima del mercado'. Hasta el momento, este segmento de negocio presenta 'un crecimiento sostenible' de entre un 11% y un 12% de media.

La entidad cuenta con una cartera crediticia suscrita por autónomos o pymes -que incluye las propias pymes, con 10 a 250 trabajadores, y las microempresas, con dos o hasta nueve empleados- de 25.700 millones de euros. Esta cifra representa el 30% del total de su inversión crediticia. Según López, la financiación de las pymes españolas suman 388.000 millones de euros, cifra que no está muy lejos de los préstamos hipotecarios (411.259 millones), lo que confirma la importancia del negocio.

La estructura de financiación de las pymes está volcada hacia el corto plazo, con el 90% de su endeudamiento a tipo variable. El banco cuenta con 1.068 oficinas especializadas en la gestión del segmento de pymes.