Eléctricas

Iberdrola promete transparencia con su autocartera

Iberdrola se ha comprometido a no adquirir en Bolsa acciones propias con la finalidad de influir en su cotización. æpermil;sta es una de las normas internas que acaba de aprobar el consejo de administración de la eléctrica.

La norma interna establece que las operaciones de autocartera tendrán como finalidad facilitar a los inversores 'liquidez y profundidad adecuadas en la negociación de los valores, ejecutar programas de compra de acciones propias aprobadas por el consejo de administración o acuerdos de la junta de accionistas, o cumplir compromisos legítimos previamente contraídos'.

La compañía se compromete, además, a que la gestión de la autocartera se lleve con total transparencia en las relaciones con los supervisores y los organismos rectores de los mercados.

Iberdrola también ha aprobado un reglamento interno de conducta en los mercados de valores, que entrará en vigor en un mes y que impulsa la aplicación de normas de transparencia 'con el fin de proteger al inversor de manera que se eviten abusos, sin perjuicio de fomentar y facilitar la participación accionarial de sus administradores y empleados'.

El reglamento se aplicará a los miembros del consejo de administración y a las personas que designe un órgano de control denominado Unidad de Cumplimiento Normativo (UCN) por su relación con información que pueda considerarse confidencial. El UCN se compondrá de tres miembros. La presidirá el secretario general y del consejo y los otros dos miembros pertenecerán a las áreas financiera y de control.

El reglamento limita las operaciones personales que pueden realizar los miembros del consejo y establece la obligación de comunicar las mismas a la UCN.

Además, delimita los conflictos de interés y establece que ante cualquier duda de conflicto se consulte con la unidad antes de intervenir. También proporciona directrices sobre lo que se considera información relevante y uno de los puntos del reglamento especifica que 'las reuniones con analistas, inversores o medios de comunicación deberán estar previamente planificadas de manera que las personas que participen en las mismas no revelen información relevante' que no haya sido previamente comunicada a la CNMV.