_
_
_
_
Audotoría

El auditor cuestiona las cuentas de Tecnocom y eleva un 157% sus pérdidas

El drástico plan de ajuste que puso en marcha Tecnocom el año pasado para reducir los números rojos ha quedado en nada, según el análisis del auditor. Deloitte & Touche ha cuestionado los métodos utilizados para contabilizar los resultados y concluye que los números rojos deberían incrementarse 11,9 millones de euros, con lo que las pérdidas casi llegarían a 19,5 millones y superarían las de 2001.

Después de cuatro años de auditorías limpias de salvedades, Tecnocom ha vuelto a toparse con las críticas de los expertos contables a la formulación de sus cuentas. Y lo ha hecho con una salvedad cuantificada que multiplica por 2,57 las pérdidas declaradas por la compañía industrial y de telecomunicaciones en 2002.

Deloitte & Touche considera inaceptable el tratamiento contable que ha dado Tecnocom a la amortización acelerada del fondo de comercio de diversas participadas. La empresa presidida por Luis Solera ha cargado contra reservas los 11,9 millones de euros utilizados para la limpieza de activos deteriorados. El auditor, siguiendo las reglas vigentes en España, no ha tenido más remedio que aplicar la ortodoxia contable y determina que 'estas correcciones valorativas deberían de haberse registrado en la cuenta de pérdidas y ganancias'. Los 11,91 millones, por tanto, tendrían que sumarse a las pérdidas de 7,58 millones declaradas por Tecnocom en 2002, lo que dispararía los números rojos un 157%, hasta 19,49 millones.

La salvedad de Deloitte & Touche cambia radicalmente la evolución de resultados de la compañía. El plan de ajuste implantado el año pasado y diseñado para reducir el nivel de pérdidas, con recorte de plantilla incluido, ha quedado en papel mojado, según los criterios del auditor. Tecnocom declaró que los números rojos de 2002 suponían un recorte del 60% con respecto a los del año anterior. La nueva formulación de las cuentas, sin embargo, cambia las tornas y hace que sean superiores a los de 2001.

Tecnocom asegura que es consciente de que la forma en la que ha registrado la amortización acelerada del fondo de comercio es contraria a las normas del ICAC (Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas). Pero añade que ha preferido guiarse 'por la opinión de importantes catedráticos de contabilidad que consideran razonable apuntar los saneamientos con cargo a reservas si las inversiones no se han realizado ese mismo año', explica un portavoz de la empresa. 'Lo importante es que la situación patrimonial no cambia con la salvedad'.

Los activos deteriorados que la compañía se ha encontrado en el balance corresponden mayoritariamente al área de telecomunicaciones. Esta división protagonizó el crecimiento de Tecnocom durante la burbuja tecnológica, pero la crisis que ha seguido a los años de euforia ha obligado a una fuerte reestructuración. Así, los financieros de la sociedad han analizado la posibilidad de recuperar los fondos de comercio generados por Secretaria Plus y C. E. C. Portugal, y la han cifrado en cero. Estas firmas han dejado de computar como activos en el balance.

Menos drástica ha sido la conclusión a la que han llegado con la matriz del grupo, Tecnocom, aunque mucho más cuantiosa. Su fondo de comercio se ha reducido 11,4 millones, pero todavía permanecen 6,6 millones. Tampoco en este caso se ha librado la compañía de una advertencia del auditor, que alerta sobre posibles limpiezas adicionales.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_