_
_
_
_
_
Tarjetas

Mastercard pide a Bruselas reglas distintas a las de Visa

Mastercard Europa lleva dos años hablando de tasas de intercambio con el comisario europeo de Competencia, Mario Monti. Todo surgió en 1997 a raíz de una demanda de la patronal de comercio Eurocommerce contra Visa y Mastercard por estas tasas, que son las que se cobran las entidades financieras entre sí por pagos con tarjeta y que luego afectan a las comisiones que la banca exige al comercio. Eurocommerce pedía anularlas porque 'vulneran la libre competencia' y son 'abusivas'. Una iniciativa que ha tenido luego un reflejo similar en España, donde patronales de comercio, turismo y hostelería denunciaron en abril ante Competencia los sistemas de pago.

Bruselas abrió un expediente de investigación a Visa International para controlar cómo fijaba el sistema de tasas, aunque sólo para los pagos fuera del país de origen del cliente, ya que los domésticos competen a las autoridades nacionales. Tardó cinco años en resolverlo, hasta julio del año pasado. En esa resolución, Monti aprobó una serie de condiciones, previamente propuestas por Visa. Una de las principales es que las tasas deben fijarse según tres costes: el de procesar la operación, el coste de dar cobertura financiera gratuita al cliente durante un plazo y el de la garantía de pago. El fin: abaratar las tasas y aumentar su transparencia.

Mastercard, al margen de la denuncia, requirió a Competencia que también analizase sus tasas para pagos transfronterizos, según ha explicado Christoph Baert, vicepresidente de Asuntos Europeos y Regulación de Mastercard Europa. Meses después de cerrar el expediente de Visa, Mastercard se encuentra con que la respuesta del comisario es que debe ceñirse al modelo ya marcado para su rival.

Acudir a la vía judicial

El pasado mes de abril Mastercard envió un escrito a Monti manifestándole que 'tiene la obligación legal de negociar con nosotros'. 'La Comisión tiene que resolver, debe zanjar la cuestión', ha señalado Baert en una entrevista con este diario durante el foro de Mastercard Europa celebrado hace dos semanas.

Baert justifica el rechazo de la compañía a seguir lo dictado para Visa porque 'nuestro sistema es diferente en algunos aspectos' y porque 'hay cuestiones que suscitan dudas en esa resolución relativas a los costes y la tasa máxima'. Añade que 'Visa copió nuestro modelo cuando la Comisión le obligó a cambiarlo'.

Competencia se escuda en que el próximo año habrá un cambio en la tramitación de expedientes y no harán falta ciertas notificaciones oficiales, explicó Baert, quien ve cierto riesgo de 'desamparo legal' en los cambios. Pero Mastercard está dispuesta a llegar hasta el final para que Bruselas se pronuncie sobre sus tasas y aclare las reglas del sistema para evitar posibles conflictos futuros. No descarta, incluso, acudir al Tribunal de Justicia Europeo para forzar a Competencia a dictar una resolución.

Una resolución clave con reflejo en España

La decisión del comisario europeo de Competencia sobre las tasas interbancarias de Visa International ha tenido consecuencias en España. Aunque se refería sólo a pagos transfronterizos, grandes y pequeños comercios españoles la han utilizado para articular la denuncia presentada ante el Tribunal de Defensa de la Competencia contra los sistemas de pago. El PP también la tomó como base para una proposición no de ley aprobada en mayo. Ahora el Gobierno prepara una norma que propicie bajadas en las tasas.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_