Central de Balances

Los beneficios de las empresas crecieron el 151% hasta marzo

La evolución conjunta del valor añadido bruto (VAB) y los gastos de personal permitieron que las empresas registraran en los tres primeros meses del año unos crecimientos notables que, según el Banco de España, confirman la positiva evolución de las empresas españolas en este periodo de incertidumbre e inestabilidad internacional.

El resultado ordinario neto -que excluye los gastos excepcionales- de las compañías de la muestra aumentó en el primer trimestre de 2003 el 12,6%, frente al 1,4% de bajada del mismo periodo del 2002, mientras que la rentabilidad del activo neto creció el 25,8% y la de los recursos propios, el 29,1%, en ambos casos por encima de 2002.

Recuperación

Estos datos, en opinión del Banco de España, muestran un panorama de continuidad y recuperación respecto a la situación de finales de 2002. La actividad productiva de las empresas no financieras creció el 7,2% hasta marzo, frente al 1,1% de 2002,

Este crecimiento está influido por el efecto que sobre las empresas de refino ha tenido la evolución alcista del precio del petróleo y el efecto calendario dado que la Semana Santa de 2002 tuvo lugar en el primer trimestre y este año en el segundo.

Sin contabilizar las empresas de refino y las comercializadoras de carburantes el crecimiento del VAB sería del 4,2% frente al 2,8% de pasado año. Según el Banco de España, estos datos confirman la solidez con la que ha respondido la actividad empresarial en un trimestre en el que la coyuntura internacional no ha sido favorable.

Así, añade que las tensiones geopolíticas de los últimos meses que culminaron con la guerra en Irak, unidas a la inestabilidad de los mercados financieros y a la persistente desaceleración de las economías del entorno 'han configurado un panorama escasamente beneficioso para la recuperación de la actividad económica mundial'.

Los datos disponibles en la Central de Balances sobre empleo reflejan un aumento de los gastos de personal del 5,1%, superior al 3,6% de un año antes, resultado del aumento de las remuneraciones medias y del crecimiento del empleo.