Comparecencia

Rato responsabiliza a las empresas del deterioro de la competitividad

El Ministerio de Economía empieza a difundir la tesis de que son las empresas privadas, con sus obsoletas políticas de costes y su retraso en las políticas de desarrollo, más que la Administración, las responsables directas del deterioro de la competitividad exterior.

Aprovechando su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso para informar sobre la situación económica, el vicepresidente segundo del Gobierno advirtió, el pasado martes, que 'las regiones más industrializadas de nuestro país deben empezar a tener un punto de referencia más claro en la competencia de costes a escala europea e internacional'. Una observación que acompañó de una dura crítica al sector empresarial, asegurando que en los últimos años hay 'una cierta comodidad en que las condiciones financieras y la demanda interna sean capaces de suplir lo que no son esfuerzos de mejora de nuestra competitividad'.

Matizando que 'aunque no sean responsabilidades públicas mi cargo me obliga a hacer esa mención', el titular de Economía instó también a las compañías a 'hacer un serio repaso de sus políticas de costes', asegurando que, en muchos casos, es 'realmente decepcionante seguir las negociaciones sobre costes que plantea el sector privado español'.

A este respecto, se refirió a la próxima ampliación de la UE avisando que 'la competencia que estamos viendo, y que vamos a ver todavía con mayor intensidad, de las nuevas democracias del Este, no sólo desde el punto de vista de atracción de inversiones, sino también de competencia en los mercados industriales, debería hacer recapacitar a los sectores empresariales españoles sobre sus políticas de investigación y desarrollo y de costes'.

Sin dejar de reconocer que el conjunto de las Administraciones públicas 'pueden coadyuvar' a esta mejora de la posición competitiva, el vicepresidente pidió 'algunos cambios de mentalidad en el sector empresarial español' porque todavía 'no se atisban con la suficiente claridad, en lo que deberían ser negociaciones mucho más sofisticadas con los instrumentos legales que hoy tiene el sector empresarial español sobre los costes'.

El modelo exportador 'no está en crisis'

Interesante fue también el debate entre Rodrigo Rato y el portavoz y secretario de Política Económica del PSOE, Jordi Sevilla, quien acusó al Gobierno de mantener un modelo exportador y una política de exportaciones 'en crisis'.

Durante su turno de respuesta, el titular de Economía recordó que el Gobierno ha planteado objetivos como el Plan Asia que, reconoció, 'está funcionando en algunos lugares como en China, pero en otros sitios funciona menos'. Una disparidad que atribuyó a 'las propias demandas internas de esos países', como en el caso de Japón, donde, 'por razones obvias, en este momento no es fácil aumentar las exportaciones'.

Se refirió también a la política del Gobierno para aumentar la presencia de las exportaciones españolas en Europa del Este, donde 'radica, en parte, cuál debe ser una estrategia comercial de nuestro país en los próximos años', para asegurar tajantemente que 'no puede estar agotado un modelo de exportaciones que está aumentando cuota en el comercio mundial, año tras año'. A este respecto, destacó que entre 1996 y 2002 la exportación española ha crecido un 8% en términos reales, frente al 5,7% del comercio mundial.