M3

Eurostat prevé que la inflación de la zona euro será del 2% en junio

La inflación anual en la zona euro se situará en el 2% durante este mes de junio, según una "estimación rápida" publicada hoy, lunes, por la Oficina Estadística Comunitaria (Eurostat).

La estimación provisional de Eurostat se basa en la tasa de inflación disponible de Alemania, Bélgica e Italia, así como la evolución de los precios del petróleo.

Los analistas contaban ya con el aumento de junio, tras conocer la subida del 0,3% del IPC en Alemania, primera economía de la zona euro, en junio.

Masa monetaria

El ritmo de crecimiento de la masa monetaria en circulación en la zona euro bajó en mayo hasta el 8,5% anual, frente al 8,6% del mes anterior, según ha informado hoy el Banco Central Europeo. En el trimestre de marzo a mayo, este valor fue del 8,3%, frente al 8,2% del trimestre comprendido entre febrero y abril. Los expertos habían previsto que el crecimiento de la masa monetaria descendería en mayo, después de que en abril alcanzara el ritmo más alto de su historia.

Por otra parte, el BCE ha añadido que el crecimiento del volumen de créditos al sector privado se mantuvo en mayo sin cambios en el 4,6%. El valor del M3, junto a otros elementos, ayuda al BCE a anticipar el comportamiento de la inflación de la eurozona y desde 1999 ha estado siempre por encima del valor de referencia fijado por el banco en el 4,5%.

Sin embargo, la entidad europea ha reducido recientemente el peso de este indicador entre los datos económicos que emplea para decidir su política monetaria y ha señalado que su alejamiento del valor de referencia no supone riesgos inflacionistas. Para el banco, la actual preferencia de los inversores europeos por posiciones más líquidas obedece al clima de incertidumbre geopolítica.

La tendencia de fortalecemiento de la confianza se mantiene

El Indicador de Confianza Económica registró un ligero incremento del 0,1% en junio tanto en el conjunto de la Unión Europea como en la zona euro, según los datos publicados hoy por la Comisión Europea. En la UE, el ICE se situó en 98,5 puntos y en la eurozona en 98,2, lo que confirma la mejora que se ha producido desde marzo gracias al resultado de las pequeñas variaciones en los componentes estructurales. En la zona euro subió un 1% el indicador de confianza de los consumidores y el industrial, ante las expectativas de que mejore la situación económica en general, mientras que descendió, también un punto porcentual, el de confianza en el comercio al detalle. Por países, mejoró en Alemania, con una subida del 0,4% y Reino Unido (0,3%), entre otros, mientras se mantuvo estable en países como España, Grecia o Italia. Cayó significativamente en Suecia, un 0,8%, y en Francia retrocedió una décima.