_
_
_
_
Oferta

Banco Atlántico se dispara un 10% ante el interés de compra del Banco Popular

Las acciones del Banco Atlántico están experimentando una fuerte revalorización ante el interés mostrado por el Banco Popular sobre una posible operación de compra. Así, sus acciones que hoy suben un 10%.

El Banco Popular ha declarado estar interesado en adquirir el Banco Atlántico y no descarta estudiar la operación, aunque todo dependerá del precio al que el principal accionista de la entidad, Arab Banking, pretenda vender su participación mayoritaria. De este modo, otro banco se une a los candidatos a comprar el Atlántico.

El grupo Banc Sabadell expresó ayer su intención de comprar el 51% del Banco Atlántico cuando llegara a sus manos el libro de venta que está preparando Deutsche Bank y que también recibirán el Popular, Caja Madrid, Caja de Ahorros del Mediterráneo y Bancaja (los cuatro podrían hacer una oferta conjunta), Barclays, los portugueses de Caixa Geral y el grupo italiano Unicredito.

En Banco Popular están convencidos de que la venta del Atlántico será lo más parecido a una "subasta", ya que se adjudicará al que ofrezca el precio más alto, por lo que se muestran poco esperanzados en que puedan hacerse con el banco, uno de los pocos medianos que quedan tras la compra del Zaragozano por parte de Barclays.

Sin embargo, el precio no es el único inconveniente que encuentran en el banco, donde también hacen referencia a la elevada plantilla que tiene el Atlántico y a la necesidad de hacer un recorte de unos 500 empleados para hacer una integración rentable y beneficiosa para el grupo.

Las acciones del Banco Atlántico están experimentando una fuerte revalorización desde que se perfila como candidata a una posible opa por parte de un banco. Así, sus acciones que hoy suben un 5% hasta los 44,62 euros.

El principal accionista del Atlántico, el séptimo banco español por activos (octavo una vez que el Zaragozano se integre en Barclays), Arab Banking Corporation, decidió poner a la venta parte de su participación, que asciende al 67,2%. El proyecto pasa por formar un paquete de venta integrado por el 24,4% del capital que posee el BBVA, al que se sumaría el 5,4% que controla Allianz y como mínimo una participación ligeramente superior al 21%.

El objetivo sería vender un paquete a otra entidad, que le proporcionase el control, que podría incluso superar el 51%. Y el resto del capital que le quedaría al Arab Banking permanecería en su poder para así quedarse como segundo accionista.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_