Compras

El Registro Mercantil de Valencia compra un cine de 2.000 metros cuadrados

El Registro Mercantil de Valencia ha comprado las instalaciones del antiguo cine Gran Vía, situadas en el centro de la ciudad, para trasladar allí todas sus actividades, que atañen a cerca de 50.000 sociedades. La vendedora ha sido la empresa madrileña Filo Restaurantes, que en septiembre de 2001 instaló un establecimiento tras comprar el cine por 3,6 millones de euros mediante una operación de arrendamiento financiero con Bancaja. El importe de la operación supera el de aquella compra, aunque las partes no han revelado a cuánto asciende.

El objetivo de la adquisición, intermediada por Ferran, es la mejora del servicio y el traslado a un lugar más céntrico, en la Gran Vía Marqués del Turia, ya que las instalaciones actuales se han quedado pequeñas. El Colegio de Registradores llevaba años buscando un edificio para trasladar los registros de la Propiedad y Mercantil de Valencia, pero finalmente decidió separar el Registro Mercantil, del que forman parte cuatro registradores.

Dos de ellos, Laura Cano y Carlos Orts, explicaron que se va a hacer una inversión importante en sistemas informáticos para permitir la presentación telemática de libros, cuentas y escrituras, para que la provisión de fondos se haga en el registro y no en un banco y para implantar la atención telefónica automática. En el Registro Mercantil de Valencia trabaja una media de 70 personas, aunque en época de presentación de cuentas superan las 100. La inauguración se producirá antes de un año.