Compras

Bouygues planea la compra del negocio portuario de Dragados

El grupo francés Bouygues está interesado en el negocio portuario de Dragados SPL, filial integrada en Urbaser. El interés estaría centrado en los puertos españoles que controla Dragados SPL y más concretamente en los de Valencia y Las Palmas de Gran Canaria, según fuentes cercanas al grupo francés. Dragados SPL es concesionaria, además, de terminales en los puertos de Bilbao, Barcelona y Málaga, entre otros.

Un portavoz oficial de Dragados negó ayer que el grupo esté negociando la venta de su filial y dijeron desconocer cualquier interés de Bouygues por este negocio. En cualquier caso, este portavoz afirmó que Dragados SPL no está en venta y que es una de las divisiones que la compañía quiere potenciar tras la fusión con ACS.

Según fuentes cercanas a Bouygues, esta empresa ha ofrecido a Dragados pagar la mitad de la operación en metálico y la otra mitad con una filial del grupo en Francia. Sin embargo, la compañía española pretendería cobrar el 100% en metálico, según las mismas fuentes, para reducir la deuda del nuevo grupo que formarán ACS y Dragados.

Suministro de agua

En la operación entraría también la posible cesión del control de Aguas de Valencia de Bouygues a ACS-Dragados. Con ello, el grupo de Florentino Pérez entraría en el sector de suministro de agua de cara a la posible privatización del Canal de Isabel II por parte de la Comunidad de Madrid. Bouygues tiene actualmente un 33% de Aguas de Valencia, pero fuentes cercanas a esta compañía aseguran que ya ha pactado con algunos accionistas españoles la adquisición de un paquete que le aproxime al 50% y le otorgue el control.

Las conversaciones entre Bouygues y Dragados se estarían llevando a cabo al más alto nivel, según empresarios conocedores de la operación, con la intervención del presidente de la compañía francesa, Martin Bouygues, y de Carlos March, amigo personal suyo, que es el mayor accionista de ACS.

Aguas de Valencia veta a Fernández Tapias

Un defecto formal impidió ayer el nombramiento de Fernando Fernández Tapias como miembro del Consejo de Aguas de Valencia, a propuesta de su máximo accionista, el grupo francés Bouygues. Los accionistas españoles (Banco de Valencia, Boluda, Lubasa y Facsa) impidieron que se tratara este nombramiento, aunque el presidente de la compañía, Vicente Boluda, manifestó que el empresario madrileño 'entrará próximamente'.

La entrada de Fernando Fernández Tapias, que ya fue abortada el pasado otoño, fue propiciada por sus buenas relaciones con el ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, y el presidente de ACS, Florentino Pérez, y forma parte de una estrategia para que Bouygues se haga con el control de la compañía -ahora tiene el 33%- y propicie un acercamiento a ACS.

Vicente Boluda respondió a un accionista sobre la posible entrada de Florentino Pérez en la compañía que 'no se puede evitar que este señor compre la sociedad'.