Ingresos tributarios

Los ingresos fiscales siguen firmes y suben un 5,9% a mayo

El Estado registró en los cinco primeros meses del año un superávit en Contabilidad Nacional (medido con criterios de devengo) de 5.306 millones de euros, lo que supone un 11% más que el registrado hasta mayo de 2002. Esta cifra proporciona una capacidad de financiación del Estado del 0,73% del PIB, ligeramente superior al 0,69% del periodo enero-mayo de 2002. Este saldo positivo de las cuentas públicas es consecuencia de unos ingresos de 46.680 millones de euros y unos pagos de 41.374 millones. Descontados los gastos financieros (pago por intereses) el Estado registró un superávit primario de 12.053 millones de euros, un 1,7% del PIB.

En términos de caja el superávit estatal fue de sólo 231 millones de euros, frente a un déficit de 1.023 millones de euros en los cinco primeros meses del año pasado. Los ingresos no financieros del Estado crecieron un 4,2% hasta mayo, con un buen comportamiento de las aportaciones de los impuestos. Así, los ingresos tributarios crecieron un 5,9%.

La aportación acumulada de los impuestos directos creció un 5%, con un aumento del 6,9% en los recursos generados por el IRPF, a pesar de la reforma que entró en vigor en febrero, y un descenso del 3,3% en la contribución de sociedades. La aportación de este último impuesto está sesgada por las devoluciones, ya que descontadas habría crecido un 11,8%.

La aportación en caja del IRPF en mayo, sin embargo, cayó un 34,9%, como consecuencia de la agilización de las devoluciones del IRPF. En los cinco primeros meses Hacienda devolvió 2.027 millones de euros por IRPF, un 39,3% más que los 1.455 millones de 2002.

Los impuestos indirectos, ligados al consumo, aportaron un 6,7% más, con un avance del 10,3% en el impuesto sobre el valor añadido, y un descenso del 3,3% en la aportación de los impuestos especiales. Sin embargo, hidrocarburos y tabacos, los dos que más aportan, mantuvieron crecimientos importantes, según la Intervención General del Estado.

Por lo que se refiere al gasto, cayó el 3% hasta mayo, por el descenso del gasto financiero (4,5%) y las transferencias corrientes (7%).