Coyuntura

El gasto de consumo en Francia registró en mayo su mayor caída en cuatro años

Los gastos de consumo de los particulares franceses en productos manufacturados cayó un 1,6 % el mes pasado con respecto a abril, según ha informado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INSEE). Este drástico descenso, debido principalmente por el aumento del desempleo y las huelgas contra la reforma de las pensiones del gobierno, supone la mayor caída de los últimos cuatro años

Este dato es un mal augurio para la economía, ya que el consumo ha sido el único puntal del crecimiento en este período de fuerte desaceleración. En los últimos doce meses, los gastos de consumo de los hogares franceses subieron un 1%, según indica el INSEE.

Los gastos de consumo habían subido un 0,1% en abril y un 0,5% en marzo, tras un descenso del 0,3% en febrero. Si se excluyen los automóviles, neumáticos y otros repuestos, así como los productos sanitarios, los gastos de los particulares cayeron un 1,2% en mayo, lo que arroja un aumento del 2,7% en doce meses. El mes pasado, las compras de automóviles cayeron un 3,7%, tras un retroceso del 0,3% en abril.

Las de vestido, calzado y otros artículos de cuero bajaron un 4,1% (-2,1% en abril). Los gastos de consumo en bienes duraderos cayeron un 1,9% (+0,1% en abril), los de equipamiento del hogar retrocedieron un 0,2% (-2,1% en abril) y de otros productos manufacturados un 0,3% (+1,1% en abril).