Compra

La opa sobre Terra restará 50 millones a los beneficios de Telefónica

La opa de Telefónica sobre Terra avanza casi al mismo ritmo que las críticas de los accionistas minoritarios que se oponen a ella. La CNMV dio ayer el visto bueno a la oferta, así que el comienzo de la adquisición es cuestión de horas. El precio permanece invariado, 5,25 euros, y el único cambio que se reserva la operadora es renunciar al límite del 75% que condiciona el éxito de la opa.

Pero aunque las condiciones no cambien, los requisitos normativos sí están obligando a Telefónica a dar más información sobre los detalles y efectos de la adquisición. La operadora ha tenido que cuantificar lo que hasta ahora había definido como un ligero efecto dilutivo en el beneficio de este año por la integración de Terra. Serán 50,3 millones de euros menos en el resultado, según consta en el folleto de la opa registrado en la CNMV, que surgen de la suma de la amortización del fondo de comercio, los gastos financieros y las mayores pérdidas que tendrá que imputarse por el aumento de participación.

En este caso, cualquier retraso en el calendario de la opa juega a favor de Telefónica. El cálculo del impacto en resultados asume seis meses de consolidación total de Terra y será menor cada día que se dilate la integración. Mientras tanto, el efecto positivo de la compra se cifra en 14,2 millones de margen operativo adicional a generar en el cuarto trimestre, según los objetivos de eficiencia y racionalización del negocio de Internet que se ha marcado Telefónica.

TELEFÓNICA 3,77 -0,50%

Lo que no variará con el tiempo es el límite máximo al que se elevará la ratio de endeudamiento de Telefónica, que subirá más de dos puntos, hasta el 47,6%. Y ello a pesar de que la operadora pagará los casi 1.730 millones de la opa con excedente de tesorería, es decir, sin recurrir a clase alguna de financiación.

El folleto de la opa también revela el carácter eminentemente español del capital de Terra. La internacionalización que supuso la compra de Lycos ha desaparecido casi a la misma velocidad que la caída de la acción. En estos momentos, menos de un 5% del capital está en manos de accionistas estadounidenses.

El visto bueno de la CNMV a la opa ha avivado las críticas de accionistas minoritarios. La asociación que ha tomado su defensa frente a Telefónica, Adicae, atacó duramente al presidente del regulador, Blas Calzada, del que aseguró que muestra 'un desdén absoluto a los inversores que han depositado sus ahorros en la Bolsa y demuestra su ineficiencia creciente para imponer una transparencia en los mercados que permita confiar' en ellos.

No es de la misma opinión el BBVA, titular del 1,7% de Terra y socio de Telefónica, que ayer confirmó su intención de acudir a la opa, aunque ello suponga la materialización definitiva de minusvalías, ya provisionadas, de unos 450 millones. Aun así, el banco no tiene dudas: 'Telefónica ha hecho lo mejor para todos', aseguró su presidente, Francisco González; 'en solitario, Terra no tiene mucho futuro'.

Para los minoritarios reacios, Telefónica ha dejado abierta la puerta a una posible opa de exclusión, pero sólo si la falta de liquidez bursátil le obliga a ello.