_
_
_
_
_
Editorial
Es responsabilidad del director, y expresa la opinión del diario sobre asuntos de actualidad nacional o internacional

La deuda pasa factura

Los últimos datos del INE confirman la tendencia iniciada hace meses: las familias están recortando su nivel de gasto. Y eso a pesar de que la renta real disponible no se ha frenado gracias a la continuada y acelerada creación de empleo, e incluso se ha incrementado con nuevas rebajas de los impuestos directos. Parece que los altos niveles de endeudamiento alcanzados por las familias para financiar la compra de viviendas, que han disparado el precio los cuatro últimos años, proyectan ya una alargada sombra sobre el resto de decisiones de gasto e inversión familiar.

Lo advirtió la semana pasada el gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, que transmite una mezcla de temor a que se frene la actividad económica y a que se deterioren las cuentas de los bancos y cajas si se produjera un súbito repunte de los tipos de interés. Lo cierto es que los hogares han comenzado a medir más sus decisiones a medida que han ido tomando crédito hipotecario a muy largo plazo. Ya van contabilizados al menos dos trimestres con ajustes importantes en el gasto corriente unitario de los hogares, e incluso con pequeñas caídas en el gasto global, a pesar del crecimiento del número de hogares.

Esta ligera contracción del consumo se ha reproducido también en el ahorro, aunque, hasta el momento, únicamente en las expectativas sobre esta variable. En el primer trimestre desciende el número de hogares que se reconoce capaz de ahorrar, y también la disposición a hacer compras importantes. Aunque quizá se trate sólo de una respuesta cautelosa, que si se aplica en el comportamiento real reforzará, a la larga, la propensión al debilitado ahorro.

Más información

Archivado En

_
_