Convenio

Iberdrola presenta a los sindicatos un plan para reducir la plantilla un 25%

Iberdrola, la segunda eléctrica española, presentó hoy a los sindicatos un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 3.168 trabajadores, que serán prejubilados en el periodo 2003-2006 a medida que vayan cumpliendo los 58 años, explicó a Efe el responsable de CCOO en Iberdrola, Juan Sánchez.

Después de reunirse con los sindicatos, Iberdrola presentó la regulación de empleo a la Dirección General de Trabajo, dijo Sánchez. Iberdrola también entregó a los sindicatos toda la documentación del plan, que, según Sánchez, será estudiada exhaustivamente por los representantes de los trabajadores para comenzar a negociarlo a partir de la semana que viene.

Según explicó Iberdrola a los sindicatos, esta regulación de empleo tiene tres ejes: redimensionar la plantilla, extinguir el empleo sobrante con medidas no traumáticas, y renovar parte de la plantilla con creación de nuevos puestos de trabajo.

IBERDROLA 10,85 -0,64%

Así, el ERE afectará a 3.168 trabajadores con 58 o más años, quienes suscribirán un convenio especial con la Seguridad Social hasta los 65 años. Según este convenio, hasta que el trabajador cumpla 61 años, será la empresa la que pagará las cotizaciones sociales, y a partir de esa edad, si el trabajador no quiere jubilarse anticipadamente, deberá pagarse a sí mismo esas cuotas para obtener su pensión íntegra sin los coeficientes reductores que penalizan la salida prematura del mercado laboral.

De acuerdo con los planes de la empresa, de estos 3.168 empleos, 1.780 son puestos de trabajo amortizables, 930 son profesiones que se han quedado obsoletas y que, por lo tanto, son prescindibles y los 458 restantes son empleos de relevo. Así, Iberdrola pretende integrar a su plantilla a otros 680 nuevos trabajadores para rejuvenecer la empresa -458 en sustitución del mismo número de prejubilados y otros 222 nuevos-, según Sánchez.