Automoción

Volkswagen invertirá 1.254 millones para fabricar un nuevo Seat

El presidente de Volkswagen, Bernd Pischetsrieder, devolvió ayer la visita que realizó el ministro Josep Piqué el pasado otoño, cuando la multinacional alemana decidió trasladar el 10% de la producción del Seat Ibiza a la planta de Bratislava (Eslovaquia). En aquella ocasión, Piqué no consiguió paralizar el traslado pero arrancó a Pischetsrieder el compromiso VW de seguir invirtiendo en España.

Ayer, Pischetsrieder acudió a Madrid con el anuncio bajo el brazo de una inversión de 1.254 millones de euros en el periodo 2003-2006 para diseñar y fabricar una nueva gama de vehículos en España. Sin embargo, esta inversión está incluida en los 2.000 millones de inversión que Seat anunció el pasado mes de marzo para el próximo quinquenio.

La respuesta de Piqué a Pischetsrieder fue anunciar ayudas públicas a esta inversión por valor de unos 75 millones de euros, el 6% de la inversión prevista. La mayor parte son ayudas al I+D, ya que el Centro Técnico de Seat en Martorell (Barcelona) es el encargado de gran parte del desarrollo de la nueva familia de vehículos.

Concretamente, el centro Técnico de Seat está trabajando en el proyecto denominado SE35X, un vehículo multideportivo (MSV) que conjuga el concepto entre deportivo y monovolumen. Sobre esta base, Seat tiene previsto fabricar un MSV con marca propia en 2004 y, posteriormente, renovar toda su gama de vehículos de gama media: los actuales Toledo y León.

Además, según apuntó ayer el propio Pischetsrieder, el Centro Técnico de Martorell también está desarrollando gran parte de un MSV basado en la misma plataforma para comercializar bajo la marca Audi.

Seat prevé fabricar en la planta de Martorell su propio MSV y alcanzar una producción anual de 60.000 unidades en 2005. Por su parte, el MSV de Audi se fabricará en alguna de las plantas de esta compañía. Audi alcanzó un acuerdo con su comité de empresa por el que hasta 2005 no se producirá ningún modelo de la marca fuera de sus propias instalaciones. Los dos MSV competirán en los mercados donde las dos marcas estén presentes.

Actualmente, el Centro Técnico de Seat, que está dirigido por el diseñador italiano Walter da Silva, cuenta con una plantilla de 1.300 personas de las que 95 se dedican específicamente al diseño y 585 son ingenieros encargados del desarrollo de los bocetos. Además de la plantilla, el centro externaliza trabajos de ingeniería que ocupan a otras 700 personas.

El nombramiento de Da Silva como corresponsable de diseño de Audi y el menor coste salarial de los ingenieros españoles frente a los alemanes han permitido ganar protagonismo al Centro Técnico de Martorell a la hora de desarrollar nuevos productos dentro del grupo.

Según explicó ayer Piqué, la inversión tendrá un efecto de arrastre sobre la industria auxiliar española y podría alcanzar hasta los 2.500 millones durante todo el trienio.

Garantías

A la reunión en el ministerio acudieron, además de Pischetsrieder, el presidente de Audi, Martin Winterkorp, y el de Seat, Andreas Shleef. A la salida de la reunión, tanto Piqué como el primer ejecutivo de VW insistieron en que la inversión anunciada asegura la presencia del consorcio alemán en España a medio y largo plazo, con lo que se disipan las sospechas de deslocalización de la industria en beneficio de los países emergentes del Este.

Actualmente, la planta de VW en Bratislava está fabricando 100 unidades diarias del modelo Ibiza, lo que a final de año supondrá un total de unos 27.000 coches, el 10% del total. El resto de modelo Seat, excepto el Alhambra, los fabrica en Martorell.

Durante el segundo semestre de este año está prevista una fuerte caída de la producción en Martorell debido al cese en la producción de las furgonetas Seat Inca y VW Caddy de las que en 2002 Seat fabricó 47.759 unidades. Por ese motivo, la dirección y los sindicatos de Seat han alcanzado un acuerdo de flexibilidad laboral por el que la plantilla acepta trabajar cuatro días a la semana durante los últimos meses de 2003 y crear un bolsa de días que la dirección empleará en el primer semestre de 2004, cuando se inicie la producción del nuevo MSV.

Además, la empresa tiene en marcha un plan de prejubilaciones para que sustituir empleados mayores de 60 años por jóvenes a un menor coste. Los prejubilados trabajan 31 días al año para alcanzar el 100% de la jubilación cuando cumplan 65 años.

Una gama renovada para Seat y Audi

'El año 2003 será un ejercicio muy duro, pero en Seat ya vemos el final del túnel', aseguró el presidente de la firma española, Andreas Schleef, durante la última presentación de resultados. La esperanza de Schleef es el proyecto SE35X. Se trata de una nueva gama de productos basada en la plataforma PR 35, el soporte sobre el que el grupo Volkswagen desarrollará el futuro Golf, el producto estrella del consorcio alemán.

Sobre esta plataforma, Seat está acabando de desarrollar un coche multideportivo (MSV) que une la deportividad con el concepto de monovolumen. Este producto se empezará a producir en la primavera de 2004 y será el coche más alto de la gama de Seat, lo que deberá contribuir definitivamente a mejorar la rentabilidad de la filial española de VW.

El coche contará en el interior con configuración para seis plazas, un concepto que se ha puesto de moda entre los fabricantes de vehículos. Exteriormente, la estética que heredará será la del prototipo Seat Salsa, cuyo frontal marcará una nueva etapa en el diseño de los productos de Seat. Posteriormente, sobre la misma plataforma, Seat renovará su gama de vehículos de segmento medio formada actualmente por el Toledo y el León.

La inversión prevista en el proyecto SE35X es de 1.254 millones de euros, pero en esa cifra se incluye el diseño de un MSV mellizo al de Seat que se comercializará bajo la marca Audi, filial de VW.