EDITORIAL

Créditos a tipo fijo

Si se cumple el libreto previsto, Trichet llegará al BCE con los tipos de interés al nivel más bajo desde la Segunda Guerra Mundial. Algo que ha recortado sensiblemente los márgenes de las entidades financieras europeas. En España, la tendencia se ha visto acompañada por un aumento espectacular en las carteras de crédito (sobre todo hipotecario), que empieza a poner nervioso al Banco de España. El temor a que exista una burbuja inmobiliaria, rechazado ayer por el propio gobernador, Jaime Caruana, está llevando a algunos bancos a repensar su estrategia a medio plazo.

La oferta lanzada ayer por BBVA, con créditos hipotecarios a tipo de interés fijo y plazos mucho más amplios, ofrece una señal clara en este sentido. El objetivo del banco es ganar cuota de mercado... al tiempo que se prepara para los posibles efectos nocivos de un cambio en el panorama de tipos a medio plazo.