Bolsa

El Ibex encadena su quinto máximo consecutivo, pero no puede con el 7.000

El principal índice del mercado nacional levanta sentimientos enfrentados a medida que se ha aproximado a los 7.000 puntos, cota que llegó a superar ayer pero que no pudo consolidar la cierre. Con la ganancia de ayer, el Ibex acumula un rendimiento del 15,57% en lo que va de año. Le sigue muy de cerca el Dax alemán, que tras caer a plomo en el primer trimestre se ha recuperado con fuerza en los tres últimos meses, hasta acumular una ganancia del 13,46% desde enero. Lejos queda la mejora del 4,46% del Cac francés, en el mismo periodo.

Son los mercados estadounidenses, en cualquier caso, los que contagian desde hace varias semanas al resto del mundo. El lunes los índices de las Bolsas de Estados Unidos cerraron por encima de niveles técnicos considerados relevantes por los especialistas, el 9.200 para el Dow y 1.000 en el caso del S&P. Antes de que comience la temporada de presentación de resultados semestrales, los datos macro saltan a escena y son los que mueven los índices al instante. Los de Alemania y Estados Unidos marcaron la evolución de la Bolsa en la jornada.

La gran referencia esperada ayer fue el IPC estadounidense, con una subida de la inflación subyacente en mayo del 0,3% frente al 0,1% esperado por el mercado. Esta tasa se ha situado en el 1,6%, ligeramente por encima del mínimo de 37 años alcanzado en abril. ¿Interpretación en los mercados? Que se aleja el temor de deflación que el propio Alan Greenspan alentó en su comparencia de principios de mayo. Es más, los analistas destacaban que el IPC experimentó la mayor subida de los últimos nueve meses.

La reacción de Wall Street fue ambigua. La apertura levemente alcista del Dow dio paso a continuación a caídas, que poco después remontó. En el momento de cierre de las Bolsas europeas, el Dow Jones se situaba tímidamente en positivo.

Antes, el lunes, el argumento utilizado por los analistas para justificar la subida de las Bolsas fue la publicación de un sorprendentemente alto resultado en la encuesta industrial de Nueva York de junio. Este dato, sin embargo, no pareció suficiente para neutralizar las expectativas bajistas que mantiene el mercado para los tipos oficiales en Estados Unidos ante la reunión de la Reserva Federal el miércoles de la semana que viene. Se apuesta por un recorte de 0,25 puntos. Incluso alguno de los grandes bancos de inversión apuesta más, en concreto, por 0,5 puntos.

En la zona euro, el dato resaltado ayer fue el de la encuesta del instituto alemán ZEW, que mide la confianza de los inversores institucionales. La lectura fue la más alta desde octubre del año pasado. El mercado era menos optimista para el resultado de la encuesta, con un ligero aumento hasta niveles de 19 desde los 21,3 registrados. El instituto reconoce que este favorable resultado ha reflejado en parte el reciente recorte de tipos decidido por el BCE de 0,5 puntos.

Este dato contrasta, sin embargo, con el de la Asociación de Cámaras de Comercio e Industrial DHIK, que revisa a la baja la previsión de crecimiento para Alemania en 2003, desde un dato por encima de cero a una ligera contracción. También ha advertido que el euro en los niveles actuales supone un enorme riesgo para las compañías alemanas.