Hipotecas

El euribor marca en mayo otro mínimo histórico en el 2,25%

El euribor, principal indicador para fijar el tipo de interés de los préstamos hipotecarios, descendió en mayo en 0,195 puntos y se situó en el 2,252%, lo que significa un nuevo mínimo histórico, informó ayer el Banco de España.

Este descenso fulmina el repunte de abril, cuando subió por primera vez, hasta el 2,447% después de 10 meses consecutivos de descensos.

De acuerdo con los índices de referencia oficial del mercado hipotecario, el euribor, que ya había fijado un mínimo histórico en marzo de este año (en el 2,411%), ha perdido 1,711 puntos desde que en mayo de 2002 alcanzó su nivel más alto, el 3,963%.

El titular de una hipoteca media de 120.202,42 euros a 20 años que revisase ahora el tipo de su préstamo con una rebaja similar a la obtenida por el euribor conseguiría un ahorro mensual próximo a los 104 euros, es decir, 1.242,36 euros al año, según expertos consultados por Europa Press.

La factura mensual de un préstamo hipotecario de 90.151,82 euros a 20 años se reducirá en 77,64 euros, permitiendo ahorros anuales de 931,68 euros con el nuevo tipo.

Por su parte, el mibor a un año bajó en mayo en 0,205 puntos, hasta situarse en el 2,253%, frente al máximo registrado en mayo, cercano al 4%.

Junto al mibor y el euribor, también experimentó un descenso el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años para adquisición de vivienda libre aplicado por los bancos, que bajó al 3,764%, frente al 3,825% en el que quedó establecido en abril.

El tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años para compra de vivienda libre que aplican las cajas bajó del 3,941%, al 3,876%, mientras que el que utiliza el conjunto de las entidades de crédito descendió hasta el 3,823%, desde el 3,886% de abril. El tipo de referencia de las cajas de ahorros se quedó en el 5,125% establecido en abril. El rendimiento interno del mercado secundario de la deuda pública entre dos y seis años bajó hasta el 2,990%, desde el 3,144%.

Esta situación de tipos bajos es la razón principal del fuerte empuje que mantiene el crédito hipotecario, cuyo crecimiento se acelera de un mes a otro. Así, de acuerdo con los datos facilitados por la Asociación Hipotecaria, el saldo vivo superaba ya en el mes de abril los 403.386 millones de euros, con un crecimiento interanual del 22,1%.

Esta tasa es más de dos puntos superior a la que cerró el 2002 (20,01%) y consolida la aceleración de los últimos meses.

La situación del mercado hipotecario y el fuerte aumento de los créditos preocupan al Banco de España, que en los últimos meses se ha dirigido a la banca en distintas ocasiones para pedir moderación y prudencia en la concesión de préstamos.

Temores del supervisor

El mensaje del supervisor tiene un fuerte componente macroeconómico, ante el temor de que el fuerte endeudamiento que soportan familias y empresas pueda lastrar la recuperación económica, sobre todo en una situación futura de repunte de los tipos de interés. Desde el punto de vista de las entidades, la situación es difícil de cambiar. Bancos y cajas reconocen, en muchos casos, que la demanda de crédito está desbordando sus propias previsiones y que es difícil moderar los préstamos cuando hay tantas peticiones, sobre todo para la compra de vivienda.

En todo caso, la situación varía entre bancos y cajas. æpermil;stas últimas tienen una tasa de crecimiento del crédito que dobla a la de los bancos, aunque tanto unos como otras mantienen la morosidad en niveles aceptables y tasas de cobertura históricas.

En cualquier caso, fuentes del sector afirman que se están extremando los filtros y que se está siendo más riguroso en la concesión de determinados préstamos.

La fuerte rebaja del precio del dinero pone además a la banca en aprietos para mantener los márgenes. De hecho, tras el último recorte decidido por el BCE muchas entidades han optado por aplicar límites para que los préstamos no puedan renovarse a tasas inferiores al 3%.