Unión Europea

Carta de los ministros de Economía de París, Berlín y Londres en favor de las reformas

Los ministros de Finanzas de Alemania, Hans Eichel, Francia, Francis Mer, y Reino Unido, Gordon Brown, publican hoy una carta conjunta en el diario alemán Frankfurter Allgmeine Zeitung en la que se comprometen a acelerar las reformas económicas como la mejor vía para asegurar la estabilidad presupuestaria.

'Tenemos que dar prioridad al crecimiento económico, reformar nuestros mercados laborales y cambiar nuestros sistemas de pensiones y de salud para asegurar unas cuentas públicas sostenibles', señalan los tres ministros en la misiva.

Las tres economías más poderosas de la UE cierran filas en vísperas de la cumbre de los Quince, que se celebrará el viernes y el sábado en Tesalónica (Grecia). La carta será publicada en otros diarios, como el financiero parisino Les Echos.

Los representantes parten una lanza en favor de la política del BCE y del euro: 'Damos la bienvenida al reciente corte de los tipos de interés del BCE, que crea las bases apropiadas para fortalecer la demanda doméstica en la eurozona'.

El compromiso de las tres potencias es con la liberalización económica y el euro puede servir de herramienta. 'La moneda única subraya la necesidad de reformas estructurales, tanto para los países que están en el euro como para los que aún no se han introducido', reconocen los ministros en la carta.

El documento resalta además las prioridades específicas de cada uno de los países. Alemania precisa modernizar el sistema de asistencia social y el mercado laboral, así como mejorar las condiciones para las pymes. El principal desafío que se fija Francia es lidiar con el envejecimiento de la población, mejorar el sistema de seguridad social y fortalecer la gestión del sector público. En el caso del Reino Unido, los retos pendientes son los de elevar la productividad y lanzar un programa para mejorar la cualificación de los demandantes de empleo.

Por último, los tres líderes abogan por aumentar el diálogo con EE UU para concertar la regulación del mercado financiero.