Hispanoamérica

La cumbre del Mercosur se centrará en el desarrollo del comercio interno

Los ministros de Economía y los presidentes de los bancos centrales de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay iniciaron ayer las sesiones preparatorias de la XXIV Cumbre de jefes de Estado del Mercosur que tendrá lugar mañana en la capital paraguaya.

Los ejes de este encuentro de los presidentes de los cuatro países miembros del bloque comercial será el establecimiento de una política comercial común que contemple las asimetrías económicas y de desarrollo de los países menores: Uruguay y Paraguay.

Los ministros de Economía debatían ayer medidas tendentes a una mayor coordinación macroeconómica, con el objetivo declarado de evitar las devaluaciones monetarias en los cuatro países e impedir una desestabilización de los intercambios comerciales entre ellos.

'Tenemos información de que Brasil vendrá con propuestas concretas para incrementar el comercio dentro de la región', afirmó al respecto el ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, José Antonio Moreno Ruffinelli.

Asimismo, en la agenda de los gobernantes hay apartados que se refieren al fortalecimiento institucional del mayor bloque sudamericano de integración, así como una declaración sobre la necesidad de avanzar en los procesos de vinculación con otros organismos.

'Constituyen una prioridad las negociaciones con la Unión Europea (UE) y para la formación del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) con EE UU, así como con la Comunidad Andina de Naciones (CAN)', indica uno de los documentos de trabajo.

A esta cumbre han sido invitados los presidentes de Chile y de Bolivia, países asociados al Mercosur, y también participará como 'invitado especial' el líder venezolano Hugo Chávez.

Venezuela solicitó en mayo de 2001 su ingreso al Mercosur como país asociado, es decir, al mismo título que Bolivia y Chile. Chávez ha manifestado su entusiasmo por este bloque y ha criticado a la CAN.