Negocio

El plan de reestructuración de Thomson provoca una caída de sus acciones del 13%

El grupo francés Thomson, cuarto fabricante mundial de electrónica, llevará a cabo un plan de reestructuración en su negocio de tubos catódicos en Estados Unidos para mejorar su margen de explotación. Este anuncio provocó un descenso del 13% de las acciones del grupo en la Bolsa de París, hasta 14,04 euros.

Las medidas del grupo se deben a las dificultades que atraviesa la fabricación de tubos catódicos para televisores en las cuatro fábricas en Estados Unidos. La división de Tubos en reestructuración acusará una pérdida de explotación de 70 a 80 millones en 2003, frente al beneficio de explotación de 84 millones en 2002. Asimismo, la rentabilidad de las actividades de fabricación de tubos catódicos ¢continuará sólida¢ en Asia y en Europa, pero no permitirá compensar los 'números rojos' de este negocio en América del Norte.

El grupo ha anunciado el cierre de dos de sus cuatro fábricas de producción de tubos en Estados Unidos, y descartará inversiones en su fábrica de Circleville (Ohio). Los ahorros anuales vinculados a estas medidas son de 50 millones de euros, lo que contribuirá significativamente a la mejora de la rentabilidad del negocio de tubos en América del Norte en 2004.