Privatización

Altadis quiere obtener 300 millones en Marruecos para financiar la compra de RTM

El copresidente de Altadis junto con Pablo Isla, Jean Dominique Comolli, confirmó hoy en Rabat que la tabaquera intentará recaudar 300 millones de euros de financiación local para afrontar el coste de la privatización del hasta ahora monopolio Régie des Tabacs Marocains. En la rueda de prensa posterior a la firma de la concesión, a la que asistieron ambos directivos y el ministro marroquí de Finanzas, Fatalá Ualalu, no se dieron más detalles sobre los planes del grupo hispanofrancés para llevar a cabo esta operación.

En la sede del ministerio de Finanzas y Privatizaciones, en la capital marroquí, Ualalu expresó la satisfacción de su Gobierno por la concesión de la privatización de la RTM a Altadis, y añadió que ésta es la segunda en importancia realizada en Marruecos después de la de la compañía pública de telefonía Maroc Telecom. En diciembre de 2000, el grupo francés Vivendi Universal se adjudicó el 35% de la operadora por 2.300 millones de dólares.

Jean Dominique Comolli destacó tras la firma de la adjudicación la "destacable organización del proceso de privatización" de la tabaquera marroquí, que, dijo, "se ha desarrollado con perfecta regularidad y transparencia". Pablo Isla afirmó que la Régie des Tabacs es una empresa "muy saneada y bien gestionada", que el año pasado alcanzó unas ventas netas de 260 millones de euros y un beneficio bruto operativo de 94 millones de euros. Los copresidentes de Altadis explicaron que el Gobierno marroquí mantendrá su participación del 20% en la tabaquera durante un periodo de dos años, tras el cual dispondrá de un nuevo plazo de otros dos ejercicios para, posiblemente, lanzar una oferta pública de venta (OPV).

El ministro marroquí de Finanzas cerró su intervención ante la prensa subrayando que el interés de esta privatización no reside sólo en el aspecto financiero, sino que al adjudicar la empresa marroquí a "uno de los mayores operadores del sector a escala internacional" se persigue mejorar su competitividad "y prepararla para evolucionar en un ambiente competitivo". Además, según Ualalu, la privatizada es una empresa "sana y bien gestionada", y recalcó que la adjudicación a Altadis "refleja el carácter excepcional de las relaciones de Marruecos con España y Francia", y se integra también "en la lógica del partenariado euromediterráneo". Isla y Comolli concluyeron confirmando que la transacción se financiará mediante una emisión de obligaciones posterior a un préstamo puente y que, tras completarse el plan de financiación, el grupo hispanofrancés mantendrá un sólido balance de situación y un bajo nivel de deuda que le permitirá explorar nuevas oportunidades de crecimiento.

Primera junta tras la compra de RTM

La junta general de accionistas de Altadis se celebra mañana, 10 de junio, una semana después de que el Gobierno marroquí adjudicara a la compañía hispano-francesa el 80% de Régie des Tabacs por un importe de 1.292 millones de euros. Como puntos candentes del encuentro, la proposición de fijar en tres millones de euros el importe máximo bruto anual de la retribución que la tabaquera hispano-gala abonará a sus consejeros en concepto de asignación mensual fija y dietas de asistencia. Además se someterá a votación una reducción de capital social en 9 millones de euros, mediante la amortización de 15 millones de acciones propias que se encuentran en autocartera.

Tras conocerse la compra de RTM el pasado lunes, el copresidente de Altadis, Pablo Isla, subrayó que dicha operación no supone ningún problema financiero para hacerse con el control de ETI, cuya privatización, prevista en principio para el próximo mes, se ha retrasado hasta noviembre. Altadis se ha asegurado financiación por un importe máximo de 2.400 millones de euros para hacer frente a dichas adquisiciones.