Crisis

Cable Wireless abandona EE UU y suprime 1.500 empleos más en Reino Unido

Tras revelar la grave situación de su balance en el último ejercicio, la británica Cable & Wireless ha anunciado sus planes para atajar los malos resultados: abandonar el mercado de Estados Unidos y acometer una nueva regulación de empleos, que unida a la anterior supone que prescinde de 4.500 trabajadores. El director general de la compañía, Francesco Caio, ha explicado que las filiales americanas pierden dinero, consumen liquidez y exigen una atención continua por parte de la dirección, por lo que Cable Wireless espera retirarse de este mercado y para ello estudia "todas las posibilidades".

Caio ha explicado que las filiales americanas pueden tener valor para un propietario adecuado pero actualmente no son viables para Cable & Wireless, dada su actual estructura de costes. En este sentido, explicó que hasta el momento la firma británica ha tratado de desarrollar programas de reducción de costes y ante los resultados desean retirarse de Estados Unidos.

Por otra parte, Cable & Wireless ha anunciado su decisión de suprimir 1.500 empleos adicionales en Reino Unido que se tienen que sumar a los 3.000 despidos anunciados anteriormente en todo el mundo. Estos nuevos despidos se llevarán a cabo en un periodo de entre año y medio y dos años, informó la compañía.