Desarrollo

Aznar y Botín instan a los empresarios a invertir fuera de España

El presidente del Gobierno, José María Aznar, animó ayer a los empresarios a 'aprovechar el nuevo mercado que se nos abre'. Aznar aseguró que España cuenta con un horizonte de desarrollo exterior como pocos países, siempre que se mantenga un anclaje empresarial sólido con Latinoamérica y se entre con decisión en los nuevos países de la UE. Aznar realizó estas declaraciones durante la presentación del informe La internacionalización de la empresa española de la Universidad Antonio de Nebrija, a la que acudió un nutrido grupo de empresarios.

Por qué no hay que mirar el futuro con optimismo?, se preguntaba ayer el presidente de Gobierno, José María Aznar, durante la presentación del informe La internacionalización de la empresa española, realizado por la Universidad Antonio de Nebrija. Aznar señaló que la economía española sigue dando signos de fortaleza y crece más que el resto de sus socios europeos y que España parte desde una buena posición de cara a la nueva Europa que se estrenará el año que viene.

Según Aznar, España contará con un horizonte de desarrollo exterior como pocos países en el mundo siempre y cuando mantenga un anclaje empresarial sólido en Latinoamérica, potencie sus relaciones con EE UU, 'que hoy día son las mejores de toda la historia', y entre con decisión en los nuevos países de la Europa de los 25.

El presidente aseguró que la demanda interna crece impulsada por el consumo interno la aceleración de la inversión. 'Pero también se necesita el ascenso de la demanda externa', argumentó.

Pese a que el ritmo de aumento de las exportaciones españolas a los mercados de la ampliación crece alrededor del 15%, 'la presencia de productos y empresas ahí es demasiado pequeña y tenemos un largo camino por delante', explicó Aznar.

Escasa presencia

Precisamente, una de las conclusiones del estudio elaborado por la Cátedra Santander en Dirección Internacional de Empresas de la Antonio de Nebrija es que uno de los principales problemas de la internacionalización de las empresas españolas es que su presencia comercial e inversora en zonas emergentes como China o los países de la Europa del Este es poco significativa.

Pese a ello, Aznar también destacó que España ha pasado de ser una economía relativamente cerrada a ser una de las más abiertas del mundo. Explicó que mientras que en 1986 la suma de las exportaciones respecto al PIB alcanzaba el 35,8%, este año se llegará al 63%.

Con este panorama, el presidente de Gobierno animó a los empresarios españoles a 'aprovechar el nuevo mercado que se nos abre' con los nuevos países que se incorporarán a la Unión Europea.

Aznar expresó su deseo de que algunas de las reformas que se han anunciado, por ejemplo, en Alemania, puedan impulsar cierta recuperación de la economía alemana, 'porque también supondrá nuevas oportunidades de crecimiento para nuestro país'.

Por su parte, Emilio Botín, presidente del Santander Central Hispano y patrono de la Cátedra Santander en Dirección Internacional de Empresas, abogó por una 'segunda oleada de inversiones españolas en Latinoamérica protagonizada por pymes y en sectores de la economía real'. Botín aseguró que la apuesta por Latinoamérica es a largo plazo. 'Estamos allí para quedarnos, a las duras y a las maduras', explicó.

El presidente del SCH expuso, no obstante, una serie de obstáculos que ralentizan la internacionalización de las empresas españolas. Y señaló que es fundamental alcanzar la armonización de las normas contables y la eliminación en Europa de las barreras financieras y fiscales. Ademas, estimó necesario eliminar las barreras proteccionistas en la UE.