Estadística

El número de quiebras sube un 28% hasta marzo

Un total de 144 sociedades se declararon en quiebra durante el primer trimestre del año, un 28,57% más respecto a las registradas en igual periodo de 2002, si bien supone un descenso del 10% frente al último trimestre del pasado año, según ha informado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Durante los tres primeros meses del año también suspendieron pagos 80 empresas, un 17,7% más que entre enero y marzo de 2002, pero un 12% menos que en el último trimestre del año pasado. Cataluña fue la Comunidad que mayor número de declaraciones de quiebra y suspensiones de pago registró en el primer trimestre del año, con 37 y 23 declaraciones, respectivamente, seguida de Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía.

En cuanto a las quiebras se refiere, las 144 sociedades afectadas entre enero y marzo sumaron un pasivo de 153,91 millones de euros, lo que supone un incremento del 90,9% respecto al registrado en igual periodo de 2002. El activo fue de 104,77 millones, un 85,5% más, con lo que representó el 68,1% del pasivo.

El 38% de las 144 empresas que declararon su quiebra tenían como actividad principal la industria manufacturera, mientras que otro 20% se dedicaba a la construcción, un 18% al comercio y otro 12% al sector inmobiliario.

Suspensiones de pagos

Respecto a las suspensiones de pagos, las empresas afectadas en el primer trimestre del año sumaron un pasivo de 183,52 millones de euros, un 9,9% más que en igual periodo de 2002, pero un 50,8% menos que en los últimos tres meses del pasado año.

El activo acumulado ascendió a 250,98 millones de euros, un 22,37 por encima del registrado entre enero y marzo de 2002, pero un 49,8% inferior al registrado en el último trimestre del pasado ejercicio. No obstante, el activo representó el 36,8% del pasivo. La industria manufacturera acumuló también el 46% de las empresas que suspendieron pagos hasta el pasado mes de marzo, mientras que otro 24% se dedicaba al comercio, un 10% a la construcción y otro 9% al sector inmobiliario.

La falta de liquidez constituyó el principal motivo de las suspensiones de pagos declaradas en el primer trimestre del año, en concreto del 51,2% de los casos. La baja productividad sólo afectó al 1,2% de los casos.