Elecciones 2003

Los socialistas de Andalucía ya no ven claro anticipar las autonómicas

El moderado ascenso del PSOE en Andalucía, que ha incrementado en un solo punto la ventaja que le separaba del PP en las municipales, de seis a siete, y el imparable ascenso de los populares en los grandes núcleos urbanos alimentan las posibilidades de que Manuel Chaves decida finalmente no adelantar las autonómicas andaluzas, previstas para la primavera de 2004.

æpermil;sta es, quizás, la conclusión más importante que surge de una segunda lectura de los resultados electorales de las municipales andaluzas del fin de semana.

Los socialistas continúan siendo la fuerza mayoritaria en las municipales andaluzas, pero el Partido Popular amplía su dominio en las capitales y pasará a controlar seis de las ocho alcaldías, frente a las cuatro de los anteriores comicios.

El PSOE pierde Granada y Almería y sólo mantiene la alcaldía de Sevilla, donde se alza como el partido más votado y pactará previsiblemente con IU en perjuicio del desgastado Partido Andalucista (PA), con el que venía gobernando. Por su parte, Izquierda Unida crece en votos en Sevilla y sobre todo en Córdoba, aunque Rosa Aguilar volverá a necesitar al PSOE para seguir en la alcaldía pues la aparente mayoría absoluta que lograba no fue tal, avanzado el recuento de votos al finalizar la jornada del domingo.

El PP recupera Granada

El Partido Popular repitió sus mayorías absolutas en Cádiz, Huelva, Málaga y Jaén, además de recuperar este mismo resultado en Granada y ser la fuerza más votada en Almería, donde deberán recabar el apoyo de los ex populares del GIAL, lo que seguramente no les resultará difícil considerando el ideario común de los integrantes de esta fuerza con el partido de Aznar.

Así, el PP ha pasado de ser la fuerza más votada en las ocho capitales andaluzas a ostentar esta categoría sólo en seis, aunque sus cuotas de poder crecen y las alcaldías pasarán de cuatro a seis, y cinco de ellas con mayoría absoluta. Este dominio en las grandes urbes, donde asuntos como el intento de supresión del PER no le han pasado factura, llevó ayer al PP a considerar que puede haber un cambio de tendencia en las autonómicas, a pesar de que los sondeos le dan a Chaves mayoría absoluta.