_
_
_
_
Exterior

El peaje francés encarecerá los precios del 79% de las exportaciones españolas

El anuncio del Gobierno francés de imponer una tasa para el tránsito de camiones por las carreteras francesas a partir de 2006 ha sido recibida con cautela por la Administración española, que espera a tener más información sobre 'el desarrollo y la estructura del impuesto', y con sorpresa e indignación generalizada entre las organizaciones empresariales y las asociaciones de transportistas.

Aunque nadie, en principio, se ha aventurado a estimar el coste para la economía española de la propuesta de París, que se añade a la decisión del Gobierno alemán de cobrar 15 céntimos por kilómetro en las carreteras alemanas desde el 31 de agosto, todos coinciden, sin embargo, en destacar un posible efecto inflacionista por la subida en las exportaciones y de la importación.

Desde el punto de vista de la exportación, el encarecimiento de los costes de transporte podría tener una repercusión directa sobre los precios en destino del 79% del total de las ventas españolas en el exterior (8.337,2 millones de euros en 2002), tasa que corresponde a los envíos a la UE y a países europeos no comunitarios, que se realizan casi en su totalidad por carretera.

Responsables de la Secretaría de Estado de Comercio matizan, sin embargo, el impacto negativo de esta subida de los precios sobre nuestra actividad exportadora, indicando que 'como las tasas se aplicarán sobre todos los operadores, incluidos los propios franceses y alemanes, la competitividad relativa de las exportaciones españoles no debería verse afectada, en principio, en ningún mercado'. Sí reconocen, pese a todo, que 'cualquier aumento de los costes nunca es bueno'.

Por lo que respecta a las importaciones, la UE aporta el 67,4% de nuestras compras en el exterior, a las que hay que añadir otro 6,8% del resto de Europa, que el año pasado alcanzaron un valor superior a 11.600 millones, y cuyos precios se verían incrementados por las tasas. Un impacto sobre el que alerta el director de Internacional de las Cámaras de Comercio, Emilio Carmona, para quien la medida 'va a entorpecer la libre circulación de mercancías, va a encarecer los productos y es una traba al mercado interior'. Denuncia también Carmona el 'agravio' que supone para el sector del transporte por carretera 'en beneficio de otros medios'.

En esta línea, la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) expresaba, por boca de su presidente, Ovidio de la Roza, su 'frontal' rechazo a la propuesta del Ejecutivo galo y avanzó que se 'movilizarán en todos los frentes políticos, jurídicos e institucionales'.

También la Federación Nacional de Asociaciones de Transportes de España (Fenadismer) anuncia, en un comunicado que 'adoptará cuantas acciones considere necesarias para evitar que medidas discriminatorias y perjudiciales para los transportistas españoles lleguen a ponerse en práctica' y señala la 'enorme dificultad' que tienen los transportistas autónomos para 'repercutir el incremento de sus costes en el precio final a sus clientes'.

Desde el gobierno español, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunciaba en Valladolid que los órganos de gobierno de la UE estudiarán la propuesta de peaje francés con el objetivo de 'evitar que suponga una traba a la libre circulación de mercancías en el conjunto de la Unión'. Para Montoro, a pesar de que la política tributaria es competencia de los estados 'no se pueden admitir planteamientos incompatibles con el establecimiento de un gran mercado interior'.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_