_
_
_
_
EEUU

Acuerdo para bajar los impuestos 382.800 millones

Republicanos de la Cámara de Representantes y del Senado llegaron en la noche del martes a un principio de acuerdo para que el plan de recorte de impuestos alcance los 382.800 millones de dólares en 10 años.

El acuerdo, que facilita su aprobación por el Congreso incluso esta misma semana, incluye la reducción de los impuestos sobre dividendos y ganancias de capital a una escala entre el 5% y el 15%, y tendrá validez hasta finales de 2009. El coste de la medida aprobada asciende a 179.000 millones de dólares. El presidente George Bush había pedido la eliminación de estos impuestos por un periodo de 10 años, pero ayer finalmente aceptó la limitación de la rebaja en un intento de acelerar la aprobación de todo el plan. En la actualidad los dividendos son gravados en una escala que llega a un tipo máximo del 38,6%, mientras que las ganancias de capital tributan a un tipo del 20%.

El total del paquete fiscal se reparte entre 350.000 millones de recorte de impuestos y 33.000 millones en ayudas estatales, como, por ejemplo, créditos para la educación infantil.

Con el principio de acuerdo alcanzado, las pequeñas y medianas empresas podrán deducirse 100.000 dólares por la inversión en equipos tecnológicos. Y los matrimonios con niños recibirán un cheque por importe de 1.000 dólares por cada hijo. El plan de Bush para acabar con las exenciones fiscales por importe de 32.000 millones de dólares de las que gozan los estadounidenses que trabajan en el exterior fue rechazado por sus compañeros republicanos.

El plan excede los 350.000 millones aprobados por el Senado y es en esa Cámara donde el texto puede tener más difícil su aprobación.

Pese a la insistencia de la Administración Bush en la necesidad del plan fiscal para reactivar la economía, el presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, volvió a mostrarse ayer escéptico respecto a las bondades de la rebaja de impuestos.

Greenspan pidió cautela e hizo un llamamiento a los legisladores para que consideren el impacto del plan fiscal sobre el déficit. 'El punto es: los déficit sí importan y en cualquier evaluación de un programa, cualquier cosa que pasa con los déficit es una parte intrínseca de ese análisis'. El banquero central advirtió que un alza del déficit puede implicar un aumento de los tipos de interés y, con ello, afectar a las perspectivas económicas de Estados Unidos.

La Oficina del Presupuesto del Congreso estimó, a principios de este mes, que el Gobierno de Estados Unidos tendrá un déficit récord de más de 300.000 millones de dólares este año, en gran parte debido al gasto militar y a los bajos ingresos por impuestos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_