Petróleo

El barril de crudo supera los 26 dólares ante la escasez de reservas

El barril de crudo brent, el de referencia en Europa, llegó a apreciarse ayer cerca de un 2,5% y superó la barrera de los 26 dólares, situándose en el entorno de los 26,3 dólares por barril. Las amenazas terroristas en Oriente Próximo y los malos datos de reservas industriales de petróleo procedentes de EE UU impulsaron el alza de la cotización.

El arrollador triunfo militar de EE UU en la guerra contra el régimen de Sadam Husein no ha abierto la puerta a un camino de estabilidad y precios bajos en el mercado del petróleo. Al contrario, el brent se vende un dólar más caro que al final de la ofensiva y la volatilidad ha sido la nota dominante en el sector. Con altibajos, el precio del barril se ha embarcado en mayo en una senda alcista. Desde que empezó el mes, el barril de brent ha ganado un 11%.

Malas noticias de EE UU

El Departamento de Energía informó ayer de que los inventarios privados de petróleo crecieron la semana pasada unos 600.000 barriles. El volumen de reservas se sitúa así en 285,1 millones de barriles, lo que representa 35,3 millones de barriles menos que hace un año. Los datos de existencias de gasolinas fueron peores todavía, arrojaron un descenso semanal de 200.000 barriles, con lo que se sitúan en 208,4 millones, 7,7 millones que hace un año.

Los datos son susceptibles de empeorar en las próximas semanas, ya que el Departamento de Energía señala que el pasado 16 de mayo llegó a las costas americanas 'el que probablemente sea el último envío de petróleo iraquí' durante un tiempo indefinido.

La desaparición de Irak del mercado ha sido reemplazada por el aumento de exportaciones procedentes de Arabia Saudí. Esta abundancia de crudo saudí durará poco. La OPEP publicó ayer sus cifras oficiales de producción en abril; entonces, los saudíes bombearon 9,33 millones de barriles diarios de crudo. El próximo 1 de junio entrarán en vigor las nuevas cuotas de producción acordadas por el cartel petrolero. Arabia Saudí tendrá que ajustar su extracción a un límite de 8,25 millones de barriles diarios.