Bolsa de Nueva York

Wall Street desoye los malos datos económicos y sube animado por las tecnológicas

Tras acumular dos sesiones de pérdidas moderadas, el mercado neoyorquino ha consolidado las ganancias que ha registrado desde la apertura. Desde primera hora, sbore el parqué ha reinado el ímpetu comprador, impulsado por el sector tecnológico. Hoy se han conocido un buen número de indicadores económicos, que pese a no proyectar luz sobre la recuperación de la economía, no han impedido que los inversores optaran por las compras.

En contraposición a estos indicadores, el presidente ejecutivo de IBM, Samuel Palmisano, dijo que la demanda de tecnología se ha estabilizado en relación con el año pasado, lo que ha contribuido a mejorar el sentimiento de los inversores tras el fuerte repunte del mercado desde mediados de marzo, en medio de las esperanzas de un mayor crecimiento de las empresas y de la economía en el segundo semestre del 2003. También Computer Associates ha ofrecido unas buenas perspectivas para los ingresos de este año, al asegurar que mejorarán las previsiones, y tras presentar una reducción de las pérdidas en el primer trimestre.

Así, después de haber registrado ayer pérdidas del 0,4%, el índice Dow Jones de industriales, principal indicador de las bolsas estadounidenses, ha cerrado con unas ganancias del 0,76%, que lo sitúan en 8.713,14 puntos. Por su parte, el tecnológico Nasdaq, que en la sesión precedente se dejó un 0,3%, ha experimentado una fuerte revalorización del 1,07% y ha clausurado la jornada en 1.551,38 puntos.

DOW JONES 29.260,81 -1,11%
NASDAQ 100 11.254,11 -0,51%

El dato macroeconómico más relevante del día ha sido el de producción industrial, que cayó en marzo por segundo mes consecutivo, y lo hizo con un retroceso del 0,5%. Además, la Reserva Federal informó de que las fábricas estadounidenses han funcionado a su ritmo más lento desde mayo de 1983, con una capacidad utilizada del 72,5%.

Para los analistas, el indicador económico más sorprendente ha sido la caída del 1,9% de los precios al productor en abril, el doble de lo previsto por los expertos. Los analistas explican que esta cifra despierta el temor de que se pueda estar cerca de un ciclo de deflación parecido al experimentado por Japón, lo que de inmediato ha afectado al rendimiento de las bolsas y benefició el desempeño de los bonos.

Por el contrario, las peticiones semanales de subsidio por desempleo descendieron hoy jueves, aunque se mantienen por encima de las 400.000, que para los analistas marca la frontera entre una economía que se expande y otra que se desacelera.