Cumbre mundial del Turismo

Abaratar el crudo y erradicar la neumonía, claves para la recuperación del turismo

La reducción de los tipos de interés, el abaratamiento del petróleo, el final de la guerra en Irak y la erradicación de la neumonía atípica son considerados factores imprescindibles para la recuperación del turismo en el mundo. Estas son algunas de las conclusiones de un informe que se difundió hoy en la ciudad portuguesa de Vilamoura (sur) con motivo de la tercera Cumbre Mundial de Turismo y Viajes.

Otros factores determinantes para acabar con la crisis que sufre el sector turístico en todo el mundo son, según el documento, una mayor estimulación fiscal en EEUU, un viraje para la denominada nueva económica y el mantenimiento de altas tasas de productividad.

En el lado opuesto, como factores capaces de agravar la crisis del sector turístico, los expertos mencionaron las incertidumbres provocadas por la guerra o el impacto en la confianza de los viajeros por los atentados del 11 de septiembre de 2001 y de la neumonía atípica surgida en China. Asimismo, entre los factores adversos fueron señalados la crisis de la nueva economía, el retraimiento empresarial y los problemas derivados de la drástica caída de precios para los productos turísticos en aras de mantener la actividad.

Según el informe, elaborado por encargo del Consejo Mundial de Turismo y Viajes (WTTC), se han cumplido muchas de las condiciones que deben favorecer la recuperación. Por ejemplo, la guerra se resolvió con rapidez, Irak contará con un nuevo gobierno, no se ha reducido la producción de petróleo, los pozos iraquíes están bajo control y no se han producido tensiones de gravedad con los gobiernos de las otras naciones árabes.

Además, del sector de turismo y viaje dependerán este año 67,4 millones de puestos de trabajo directos en el mundo (un 26% de los empleos a escala mundial), que si se contabilizan los indirectos son casi 195 millones (7,6% en todo el mundo). El turismo capitalizará en 2003 inversiones por valor de 686 millones de dólares (un 9,6% de la inversión global), y más de 224 millones de inversión pública.