Estrategia

Accor tendrá 100 hoteles en España en 2008, y generará una inversión de 800 millones

La cadena francesa de hoteles y títulos de servicio Accor llegará a los 100 hoteles en España en cinco años, lo que generará una inversión de 800 millones de euros, de los que el 75 por ciento será financiado por distintos inversores que luego los arrendarán y el resto será costeado por el grupo, según informó su presidente en una rueda de prensa celebrada en Sevilla con motivo de la apertura de Novotel Marqués de Nervión, Jean Marc Espalioux.

Actualmente hay en España 37 hoteles abiertos con 3.779 habitaciones y en construcción y proyectados están 32 establecimientos de diferentes gamas, con 4.029 habitaciones, de forma que en 2005 se prevé llegar a los 69 hoteles con 7.808 habitaciones, que generarán una inversión de 300 millones de euros, dijo Espalioux. Accor es el cuarto grupo hotelero del mundo y el primero europeo. Posee 4.000 hoteles con 450.000 habitaciones en 90 países.

El pasado año los 28 hoteles españoles con 2.919 habitaciones consiguieron una tasa de ocupación media media del 73,5 por ciento con un precio medio de 71 euros y un volumen de negocio de 65 millones de euros. Espalioux, que aseguró que España es un país "totalmente prioritario" para la compañía y mostró su "respeto" hacia sus competidores españoles "que están entre los mejores", recordó que el ritmo de apertura en este país ha sido de 10 a 12 hoteles por año. Resaltó la importancia de Andalucía en el conjunto del país, donde se abrirá el 20 por ciento de los establecimientos, que generarán el 20 por ciento de la inversión prevista para dentro de cinco años.

Contexto difícil

Para Espalioux "apenas existe diferencias entre el cliente de turismo de negocios y clientes fruto del turismo de ocio", tras lo que reconoció que los resultados en el primer trimestre "se situan en un contexto excepcionalmente difícil. Reconoció que "no experimentaremos una mejora sensible antes del año próximo", una valoración que calificó de "esperanzas, no previsiones". No obstante reconoció que dicha situación no se ha notado tanto en países como en Francia o en España, donde sin embargo alertó de la posibilidad de sobrecarga de la oferta "por lo que habrá que estar vigilantes y atentos".