_
_
_
_
_
'Telecos'

France Télécom sale del bache financiero con la primera subida de 'rating' en seis años

La agencia internacional de rating Standard & Poor's (S&P) dio ayer un nuevo espaldarazo a la reactivación del sector con la mejora de un grado en la calificación de riesgo de France Télécom, la operadora más endeudada de Europa. Este movimiento supone la primera subida de su nivel de riesgo en seis años, en los que la empresa pública francesa ha cosechado ocho recortes.

El último de ellos dejó a France Télécom a solo un grado de la consideración de bonos basura, un nivel de riesgo del que ha salido tras la subida de ayer. S&P considera que la operadora ha tomado medidas para controlar el pago de su deuda, de unos 68.000 millones de euros, y que merece ser ascendida desde BBB- a BBB.

La macroampliación de capital de 15.000 millones de euros acometida por el nuevo presidente de France Télécom, Thierry Breton, ha sido el principal argumento de la agencia de calificación para la mejora del rating. Ahora, a la operadora todavía le queda por convencer a Moody's, que mantiene su calificación en Baa2, el último nivel de inversión no especulativa, y no tiene intención de modificarlo a corto plazo.

France Télécom ha sido el reflejo en los últimos meses de todos los problemas que ha causado la crisis de las telecomunicaciones y que han dejado a varias de sus representantes cerca de la insolvencia. Los casos más representativos de ello han sido los de KPN y BT, que salieron del bache financiero con ampliaciones récord de capital y venta de activos. La compañía británica volvió a los mejores niveles de calificación cuando S&P le subió el rating a A- en agosto pasado. KPN regresó al grado BBB en diciembre. Ahora le ha tocado el turno a France Télécom, en lo que se interpreta como el inicio de la estabilización en una crisis que ya dura tres años y que ha afectado al nivel de riesgo de todas las grandes operadoras europeas, Telefónica entre ellas.

La recalificación de France Télécom 'es, sin duda, una fuerte indicación de que lo peor ha pasado', asegura Barry Murphy, analista de telecomunicaciones de Bear Stearns, a la agencia Reuters. De hecho, la última rebaja de rating contribuyó a desencadenar los profundos cambios que vivió la compañía después del verano y que terminaron con la salida de su entonces presidente, Michel Bon. Thierry Breton tomó las riendas e inició los trámites para lanzar al mercado una ampliación de capital récord, a la que Breton siempre se negó.

La decisión de S&P ha estado precedida de un cambio de percepción en el mercado. El coste de asegurar la deuda de France Télécom frente a una posible insolvencia se ha reducido dos tercios en los últimos meses. También en Bolsa el cambio de tendencia ha sido drástico, con una revalorización del 37% en lo que va de año.

La mejora es extensiva al resto del sector, aunque con matices. El índice Stoxx de telecomunicaciones acumula un alza del 2,2% desde el cierre de 2002, lo que supone la primera subida en cuatro años, tras los fuertes descensos registrados desde que estalló la burbuja.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_