Balance

Los atípicos elevan al 72% el beneficio neto de Indra en el primer trimestre

La empresa de tecnologías de la información Indra logró un beneficio neto de 23,3 millones de euros en en el primer trimestre del año, lo que supone un 72% más respecto al mismo período de 2002, un incremento que se ha visto impulsado por los resultados atípicos obtenidos, sin los que el beneficio se habría incrementado un 24%.

Así, Indra explicó que parte del incremento de su resultado financiero se debe fundamentalmente a una partida de carácter atípico por importe de 6 millones de euros, originada por la obtención de una diferencia positiva de cambio en la gestión activa de la cobertura de un importante proyecto internacional.

Además, entre los resultados extraordinarios se recoge una partida de 2,6 millones de resultados atípicos procedentes de ventas de inmovilizado, mientras que los resultados imputables a minoritarios se reducen en un 53 por ciento, fundamentalmente por el efecto de la adquisición del 49% de Indra EWS en septiembre de 2002.

INDRA 6,80 -1,66%

Indra destacó el elevado crecimiento de su beneficio neto a pesar del marco general del sector en el primer trimestre, que se caracterizó por la "debilidad" ya observada en a finales de 2002 y a la que se añadió la incertidumbre generada por la guerra en Irak.

El beneficio neto de explotación de la empresa aumentó un 16 por ciento de enero a marzo, hasta los 23,3 millones de euros, mientras que las ventas totales crecieron un 14 por ciento, sumando 233,5 millones. El margen operativo sobre ventas fue del 10,7%, frente al 10,5 por ciento del primer trimestre de 2002.

La empresa subrayó, en especial, el comportamiento de los ingresos procedentes de los mercados internacionales, que se incrementaron un 33 por ciento en el trimestre.

Incremento de la contratación

La contratación total, por valor de 297,1 millones, fue un 27% superior a la cifra total de ventas del período y se incrementó un 10 por ciento. La compañía achaca esta evolución al buen comportamiento de de los negocios de tecnologías de la información, actividad en la que la contratación fue un 21 por ciento superior a la del mismo periodo de 2002.

Este crecimiento de la contratación reforzó la cartera de pedidos, que aumentó un 3% hasta los 1.237 millones de euros, lo que supone 1,37 veces la cifra de ventas de los últimos doce meses. Considerando el importe que se ejecutará a lo largo de los próximos trimestres de esta cartera total, la cobertura de los objetivos para el año 2003 es ya del orden del 80%.

Por otro lado, el 'cash-flow' también evolucionó "muy positivamente" en el trimestre, lo que, añadido a la buena evolución del capital circulante, cuyo saldo fue negativo, hizo que la posición de caja de la compañía aumentara hasta los 129,3 millones de euros desde los 36,5 millones con los que cerró el ejercicio de 2002.