Dólar

Snow advierte a Europa y Japón de que abaratar las divisas no reactivará sus economías

En una entrevista que la agencia Reuters ha publicado hoy, Snow sostiene que la cotización de las divisas debe fluctuar libremente en los mercados, y añade que Japón y Europa no deben achacar a un dólar más débil sus problemas económicos. En Tokio, hoy se ha producido una nueva intervención, presuntamente realizada por el Banco de Japón para proteger los ingresos de los exportadores locales ante el rumor de que Snow había dicho, efectivamente, que abaratar el yen y el euro, no es la mejor manera de reactivar el crecimiento a largo plazo de las economías nipona y europea. Al final del día, el dólar se negoció en 117,13 yenes, frente a los 117,22 de las primeras horas.

Un dólar fuerte aumenta los ingresos de los exportadores japoneses al ser repatriados en yenes, y el Banco de Japón utiliza la intervención como una herramienta para reactivar la economía. Según los expertos, las autoridades monetarias japonesa intervinieron la semana pasada cuando el yen cayó hasta los 116 yenes en Nueva York y algunas estimaciones elevaron el gasto a entre 4.000 y 6.000 millones de dólares en esa operación. Por su parte, el euro perdía impulso hoy, aún por encima de los 1,15 dólares, después de haber alcanzado ayer valores cercanos a los del inicio de su cotización en enero de 1999.

Los mercados han estado pendientes desde el lunes de la posición que fuera a adoptar Washington, y en concreto de si reivindicaba un dólar fuerte o si, por el contrario, era partidario de una divisa débil que favorezca las exportaciones. Un temor, éste, que llevó ayer a la divisa a retroceder hasta la posición más baja desde enero de 1999. Al final, ha apostado por su solidez: ¢Como dijo el presidente [de la Reserva Federal Alan] Greenspan, una moneda sólida es esencial para nuestra prosperidad y nuestra prosperidad es esencial para la prosperidad mundial¢, explicó Snow durante la ceremonia de la presentación del nuevo billete de 20 dólares.