Balance

La facturación de Lagardere cayó un 11,8% por el fin de su actividad automovilística

Lagardere facturó en el primer trimestre 2.719 millones de euros, un 11,8% menos que en el mismo periodo de 2002. Esta caída se explica por el fin de la actividad automovilística de la compañía, que decidió cerrar su planta de Romorantin ante los pobres resultados comerciales del Avantime, pero también por la baja de la contribución de EADS.

La filial automovilística, que había ingresado 255 millones de euros en los tres primeros meses de 2002, tuvo su marcador a cero en el mismo periodo de este año. En cuanto a EADS, en la que Lagardere tiene un 15,07% del capital, su cifra de negocios cayó un 13,3% en el primer trimestre, sobre todo por el retroceso de la división de aviones civiles Airbus, que entregó 65 aviones, frente a 72 un año antes.

Por último, los negocios de medios de comunicación agrupados en Lagardere Media le reportaron 1.906 millones de euros de facturación, un ascenso del 0,8% en cifras brutas, y del 6,2% descontando el efecto de cesiones y adquisiciones y el del tipo de cambio.

La diferencia entre ambas subidas se explica, sobre todo, por la depreciación del dólar frente al euro, lo que "tendrá un impacto limitado sobre la rentabilidad de Lagardere Media", aseguró la empresa, ya que las actividades expuestas al riesgo dólar están ubicadas en Estados Unidos y sus costos son igualmente en dólares.